07 de febrero de 2012
07.02.2012

Reservarse para Muniellos

El fotógrafo y artesano Miguel Lana invita a los viajeros a disfrutar de uno de los bosques más bellos del Principado, en Cangas del Narcea

07.02.2012 | 01:00

Los nuevos trabajos artesanos del fotógrafo y diseñador Miguel Lana surgieron de casualidad, de la necesidad de llamar la atención del cliente en el escaparate de su taller-exposición en Avilés, tal y como él explica, y así, trabajando sobre el contenido y el soporte a un mismo tiempo, logró fusionar, en una de sus últimas obras, la alta tecnología y la artesanía presentando unas maravillosas creaciones que sorprenden por la atrayente combinación de ambos conceptos. Así podemos encontrar, en el campo artesanal, desde una lampara cuyo pie está hecho con cantos marinos, material reciclado y, en su tulipa, una preciosa imagen del Naranjo de Bulnes, una fotografía también realizada por él mismo; a butacas o sillas cuyo tapizado es una fotocomposición de la catedral de Oviedo.

Este artista plástico y polifacético, mayormente conocido por su obra gráfica y sus exposiciones donde el protagonista es el paisaje asturiano, del que ha realizado tomas magistrales tanto aéreas como terrestres, sorprende ahora con este nuevo trabajo donde combina con sorprendente belleza la madera que el mar devuelve a la orilla, o el muelle de un viejo tren, con sus imágenes de una Asturias más cercana y atrayente gracias a su trabajo y al soporte en que lo presenta: pues a veces también fija sus creaciones fotográficas sobre madera o metal, logrando unos resultados sorprendentes e incluso hechizantes.

Gran viajero por su propia tierra, como lo demuestran sus exposiciones «Asturias, entre el mar y el viento», sin olvidar su colección «Asturias mítica», Miguel Lana recomienda a quien gusta rutear por Asturias, conocer y disfrutar del maravilloso bosque de Muniellos, Reserva de la Biosfera, el mayor robledal de España que se ubica en Cangas del Narcea. Recordar que, para visitarlo, previamente hay que realizar una solicitud a la Consejería de Medio Ambiente para reservar visita, pues sólo aceptan 20 personas cada día y existe bastante demanda. Quienes lo recorran encontrarán, entre otras maravillas, y en una de las dos rutas, concretamente la circular, el famoso roblón de Fonculubrera, una de sus innumerables joyas naturales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído