Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Humor y sexo

Los dilemas éticos de un abogado están en el centro de la trama de Roman J. Israel, un filme por el que Denzel Washington estuvo nominado este año al "Oscar" al mejor actor. Washington interpreta a un abogado idealista y con vocación, cuya vida cambia cuando su mentor, un icono de los derechos civiles, muere y es contratado por una firma grande dirigida por el ambicioso abogado George Pierce ( Colin Farrel).

Compartir el artículo

stats