07 de septiembre de 2018
07.09.2018
Escapadas

Arte a tiro de piedra de la playa

Joana Vasconcelos, Sorolla y Miró, en la recta final del estío

06.09.2018 | 23:17
"I´ll be your mirror".

Verano para refrescar el cuerpo en la playa y también, por qué no, para refrescar la mente. En la recta final del estío -aún quedan oficialmente un par de semanas- todavía hay tiempo para disfrutar del buen tiempo en el mar, lo que no está reñido con el ocio cultural y de aprendizaje. Aquí van unas cuantas propuestas a tiro de piedra de la costa para combinar ambas posibilidades.

Si el viaje o la escapada cae por tierras del País Vasco, famoso por sus excelentes playas para, por ejemplo, surfear y su buena mesa, en el Museo Guggenheim de Bilbao se presenta una estupenda parada para disfrutar además de la obra de una de las artistas portuguesas que, según los expertos, goza en la actualidad de gran proyección internacional: Joana Vasconcelos. La muestra "Joana Vasconcelos. Soy tu espejo" reúne una treintena de creaciones realizadas por ésta desde 1997. Son grandes piezas, algunas famosas entre los amantes del arte contemporáneo, como "Burka" o "La Novia", así como la que da nombre a la exposición, "I´ll be your mirror". En el exterior de la pinacoteca están a la vista de todo el mundo "Gallo pop" y "Solitario". La apertura, hasta bien entrado el otoño: el 11 de noviembre.

A tiro de piedra de la famosa playa del Sardinero, en plenos Jardines de Pereda y con unas vistas impresionantes a la bahía de Santander se levanta el Centro Botín, que por si solo merece una visita, si bien la exposición escultórica de Miró despeja ya cualquier duda de que hay que acercarse este verano hasta el edificio diseñado por el premio Pritzker Renzo Piano. Dentro aguardan una serie de esculturas (cerca del centenar) creadas por Joan Miró entre 1928 y 1982 en lo que es, quizás, su faceta más desconocida debido a su ingente y arrolladora creación pictórica.

La costa asturiana, de Oriente a Occidente, se recorre fácilmente sobre ruedas en un poco más de un día, algo más si se para y se disfruta de sus rincones, paisajes y gran oferta culinaria. La parada principal puede hacerse en Avilés, en el Centro Niemeyer, donde Joaquín Sorolla reina hasta enero gracias a la colección de Pedro Masaveu. Refrescantes estampas del mar predominan en una colección en la que no faltan la famosa "Corriendo por la playa", o "Playa de Valencia. Sol de tarde". Cierra en una semana.

Tierra adentro, sin salir de Asturias, a media hora de la costa avilesina, otra parada museística de este estío ha de ser el Bellas Artes. Allí ofrecen "Grandes figuras de la vanguardia". Está en la primera planta, es pequeña pero intensa: ocho obras de Picasso, Braque, Gris, Blanchar, Dalí y el propio Miró. Entrada gratis.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook