25 de enero de 2019
25.01.2019
La Nueva España
Tendencias

Más que un ático

El beige y los tonos empolvados dominan en la decoración del piso más caro de Estados Unidos

24.01.2019 | 23:19

Tonalidades sutiles como el beige y los colores empolvados en toda esa amplia gama de los rosados y los arenas; grandes espejos venecianos, sofás tapizados en terciopelo y alfombras mullidas monocolor. Son sólo algunos de los rasgos del que está considerado el ático más caro del mundo.

El piso, ubicado frente a Central Park, es también uno de los máximos exponentes de esa nueva elegancia en decoración que mezcla los estilos contemporáneos con elementos clásicos. El multimillonario Ken Griffin ha pagado 238 millones de euros por la vivienda de 2.200 metros cuadrados, en el 220 de Central Park South. La prensa especializada considera que se trata del apartamento más caro jamás vendido en los Estados Unidos.

El dinero no es un problema para Griffin, uno de los cincuenta millonarios más ricos del mundo, según "Forbes". Ahora suma a sus cuantiosas propiedades la casa neoyorquina que pretende utilizar como base de operaciones cuando se pase por la Gran Manzana para controlar sus inversiones.

Con 50 años y una fortuna estimada en diez mil millones de dólares, el financiero dirige el fondo de inversión Citadel, con base en Chicago, considerado uno de los más rentables del mercado.

Griffin es uno de esos cerebros formado en la Universidad de Harvard que comenzó a ganar dinero invirtiendo en el mercado mientras estudiaba en la Universidad, a través de una antena parabólica que le proporcionaba datos de las acciones y derivados en tiempo real.

La historia parece de película, pero es real como la vida misma. Le gusta el ladrillo. De hecho, su especialidad son las inversiones inmobiliarias, y claro, en este caso, predica con el ejemplo.

Otra de sus adquisiciones más recientes es un edificio en el número 3 de la calle Carlton Gardens de Londres, cerca del Palacio de Buckingham, que fue utilizado como sede de la resistencia francesa durante la II Guerra Mundial. El patrimonio inmobiliario de Griffin también se extiende por los estados de Illinois y Florida. En el barrio temen que el efecto Griffin ocasione una brusca subida del precio del metro cuadrado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Lo último Lo más leído