Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un camino entre pucheros

Cocina con sabor a mar y vistas a Tazones

Jéssica y Noelia Cernuda Caveda regentan El Catalín, un local que se levanta en la zona de La Atalaya, camino del puerto maliayés, y donde los arroces, los pescados y el marisco son su seña de identidad

Noelia y Jéssica Cernuda Caveda, a la entrada de su establecimiento en la zona de la terraza.

Noelia y Jéssica Cernuda Caveda, a la entrada de su establecimiento en la zona de la terraza.

Los guisos marineros, el pescado fresco cocinado en sus mil formas, el marisco solo o en compañía, así cmo otros platos tradicionales asturianos además de postres tan personales como apetecibles no tienen ningún secreto para Noelia Cernuda Caveda al frente de un establecimiento clásico en el concejo de Villaviciosa: el bar restaurante El Catalín, que se asoma a Tazones (Villaviciosa) desde un rincón en lo alto de la Atalaya, en la carretera que lleva a este puerto lleno de encanto y marinería.

Un detalle de la barra, en la zona del chigre. Ana Paz Paredes

Junto a ella está su hermana Jéssica, al frente de cuanto tiene que ver con barra, comedor y atención directa al cliente. Ambas son dignas herederas de su madre, Gloria Caveda, quien aún sigue pasando por el local “a echar un vistacín”. “¿Cómo no va estar por aquí?, ella es el espíritu de este local. El Catalín ye mi madre, con eso lo digo todo”, afirma con orgullo Noelia.

Arroz caldoso con almejas, uno de los platos que le han dado fama y que es todo un clásico en El Catalín. Ana Paz Paredes

El local es ya un histórico de la hostelería maliayesa que ha ido evolucionando con los tiempos, y que cuenta con diversos espacios decorados con querencia y con raíces marineras. Vistas fantásticas desde el comedor acristalado sobre uno de los puertos marineros con más encanto de Asturias; una terraza generosa a elegir entre quienes prefieren el sol o la sombra, y también un parque infantil "muy tradicional" donde la madera aún hace más atractivo el espacio de juego para los más pequeños.

Un rincón del comedor, en El Catalín. Ana Paz Paredes

No tienen menú salvo cuando los preparan para días especiales o festivos como, por ejemplo, este fin de semana que, con motivo del día de la Madre, ofertan uno el domingo con pastel de pixín y oricios, cachopo de merluza, cordero al chilindrón y tronco de mascarpone y turrón con café.

Detalle de una parrillada de pescado. Ana Paz Paredes

En cuanto a su carta, variada, los grandes protagonistas de la misma son los arroces, el pescado fresco del día y los mariscos. Además de su famoso arroz caldoso con almejas o la parrillada de pescado, también tienen sus seguidores otras elaboraciones como, por ejemplo, la paella de marisco, el arroz con bugre, verdinas con centollo, patatinas con pulpo, calamares en tinta, repollo relleno de carne guisada o las albóndigas de merluza.

Detalle de tazones en una estanteria del local. Ana Paz Paredes

En carnes, por ejemplo, no falta el tradicional cachopo así como carrilleras de ibérico al vino tinto, cordero al chilindrón o costilla de ternera guisada. Una de sus últimas creaciones son el arroz con gamba fresca roja. Entre los postres citar el flan de avellana, la tarta de almendra o la compota de manzana y avellanas.

Tronco de mascarpone y turrón con una crema de mantequilla y cafe, con almendra garrapiñada. Ana Paz Paredes

El comedor tiene una vista estupenda sobre el puerto, además de su zona de terraza, donde es una gozada comer con buen tiempo. Abren todos los días excepto el martes, que cierran por descanso. Se recomienda llamar y reservar en el 985897113 siempre que se quiera acudir al local, no sólo en fin de semana. Es posible que entre el 8 al 26 de junio cierren por descanso vacacional. El local cuenta con zona de aparcamiento.

Parte de la terraza del local. Ana Paz Paredes

Compartir el artículo

stats