Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un camino entre pucheros

Comida con vistas y sabor a mar

Costel Brescán regenta en Lastres el bar restaurante El Escanu, asomado a la playa del mismo nombre, en la bajada al puerto, con una variada oferta de cocina tradicional y marinera

Costel Brescán apoyado en el muro que asoma a la playa del Escanu, frente a la cual se levanta el bar restaurante que regenta en Lastres.

Costel Brescán apoyado en el muro que asoma a la playa del Escanu, frente a la cual se levanta el bar restaurante que regenta en Lastres.

Lastres, en Colunga, es uno de los puertos más bellos del oriente asturiano y ahora, con la llegada del buen tiempo, es cuando más invita a conocerlo, a caleyarlo de arriba a abajo y a comer en algunos de esos establecimientos que abren sus puertas a la mar y al sonido de los barcos entrado en el puerto.

Un rincón de la terraza que se asoma al puerto y la playa de Lastres. Ana Paz Paredes

Justamente en la bajada al mismo, a medio camino, se encuentra el bar restaurante El Escanu, que lleva, precisamente, el nombre de la playa sobre el que se asoma y que regenta, desde hace unos doce años Costel Brescán.

Parrillada de verduras y pulpo. Ana Paz Paredes

Llaman la atención las sillas colocadas en curioso orden a ambos lados de la acera, junto a su entrada, donde se accede a la zona del chigre y, en diversas alturas, al comedor, unas estancias pequeñas pero acogedoras que culminan en una terraza con una de las mejores vistas sobre el arenal y sobre el puerto.

“Este es un local de toda la vida, tuvo varios dueños y un tiempo estuvo cerrado, pero se hizo una reforma y se volvió a abrir”, relata este hombre que conoce bien a cuantos parroquianos acuden a tomar unas sidras o picar algo siendo la suya una cercanía y cordialidad que se extiende, del mismo modo, a cuantos viajeros allí detienen sus pasos para comer o cenar tanto a menú como a carta.

Comedor y terraza en El Escanu. Ana Paz Paredes

En el caso del primero, a 20 euros, oferta tres primeros, tres o cuatro segundos y postres con elaboraciones como pastel de cabracho y centollo, pote, fabada asturiana, ensalada de cecina y queso de cabra, cachopinos de solomillo en salsa de cabrales; cachopo, entrecot o pescados como dorada o rodaballo a la espalda. Tienen también postres caseros.

Arroz blanco y calamares en su tinta. Ana Paz Paredes

En su carta, demandados son sus arroces como el de bugre, con pixín, con verduras o la paella marinera mientras que en pescados cabe citar el bonito a la plancha o la cazuela de pulpo amariscado. En carnes también tiene a elegir.

Otra zona a difente altura del comedor. Ana Paz Paredes

Su carta de picoteo es amplia. Citar, por ejemplo, los chipirones a la plancha o afogaos; parrillada de verduras con pulpo; pulpo a la gallega o a la plancha; zamburiñas; revuelto de langostinos y caviar de oricios; mejillones a la marinera; parrochas; pollo al ajillo; cecina de León con queso de cabra; lacón con cachelos; calamares; gambones o fritos de pixín.

Fachada del restaurante El Escanu en la bajada al puerto de Lastres. Ana Paz Paredes

Durante los meses de verano es conveniente llamar y reservar en el 985850915. No cuenta con aparcamiento por lo que algunas personas optan por bajar hasta el puerto, donde hay zona habilitada para ello, y aparcar allí.

Tomate y queso de cabra a la parrilla. Ana Paz Paredes

Luego apenas distan unos 200 metros caminando hasta el local. Eso si, cuesta arriba. Pero cuando se llega y se sienta uno en la terracina con un par de botellas de sidra y unas parrochinas, se olvida el esfuerzo por completo.

Una parte del hermoso puerto de Lastres, en Colunga, contemplado desde el mirador. Ana Paz Paredes

Compartir el artículo

stats