Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Doce bares y restaurantes en el medio rural asturiano para disfrutar de la mejor tradición gastronómica

El Principado cuenta con numerosos locales hosteleros desperdigados por Asturias donde, en medio de paisajes de gran belleza, ofrecen lo mejor y más singular de lo que sale de sus fogones

Tortu con picadillo y huevo frito en el Chigre de Arenes, en Arenes de Parres.

Tortu con picadillo y huevo frito en el Chigre de Arenes, en Arenes de Parres.

No cabe duda que uno de los grandes atractivos de nuestra tierra es su riqueza gastronómica y la buena fama de sus platos más singulares. Bares de toda la vida, chigres querenciosos y amables, se reparten por toda la geografía del Principado ofertando, a quienes lo visitan, tradición en los platos y, al mismo tiempo, en otros locales más actuales, innovación.

En el caso de la zona rural, la ruta no sólo se hace por el paisaje que nos atrae, también conduce a establecimientos que, bien en la montaña, en medio de algún pueblo o asomados al mar, tiene fama por la calidad de su comida y la cercanía de quien la ofrece. De cuantos hay, que son muchos, va una mínima pincelada con los doce siguientes:

El cabrito y la carne guisada, junto con la fabada y el pote asturiano son cuatro de algunos de los platos con más demanda en Casa Generosa en Pedroveya (Quirós) Ana Paz Paredes

Casa Generosa (Pedroveya. Quirós)

Cocina tradicional y sabrosa, esa que te recuerda a la casa familiar, a la güela, al olorín a pote según abre uno la puerta es la que se sirve en Casa Generosa, en Pedroveya, un clásico de toda la vida donde su propietaria, Enedina García, es su alma mater, esa mujer a quien todo el mundo llama Generosa, nombre de su madre , quien abrió este local hoy señero en la hostelería rural, por cuyo nombre todo el mundo lo conoce. Eso, y porque también es punto de llegada de la ruta de las Xanas. Tanto en su comedor como bajo el hórreo, se pueden comer sus platos más singulares: pote, fabada, cabrito o cordero guisado, carne asada, callos o albóndigas, además de sus postres variados. Se puede llegar a pie o por carretera.

Parrillada de carnes y ensalada de la casa en el D´ibán de Somiedo en La Peral (Somiedo) Ana Paz Paredes

El D'ibán de Somiedo (La Peral, Somiedo)

Si ya de por sí es un espectáculo paisajístico la carretera que lleva hasta La Peral, no lo es menos el pueblo donde abre sus puertas el colmado "El D´ibán de Somiedo", un pequeño bar y restaurante donde Ibán Fernández y su mujer Ana han convertido su querencioso local en lugar de visita obligada para comer todo lo rico que sale de esa cocina y, además, en un entorno espectacular. Su terraza es uno de los mejores lugares del mundo para disfrutar, con buen tiempo, de platos como el pote vaqueiro, croquetas de cecina y queso; picadillo, una buena parrillada de carnes variadas, cachopo, tablas de embutidos y quesos, y esas orejas de hojaldre con azúcar glas que ponen con el cafetín.

El arroz con leche es el postre estrella, junto con las natillas caseras, en el Chigre de Arenes en Arenes de Parres (Parres) Ana Paz Paredes

El Chigre de Arenes (Arenes de Parres, Parres)

El Chigre de Arenes hace honor a la palabra que lo define: es un chigre "de los de toda la vida de pueblo". Pequeñín en su interior, lo engrandece la gente que lo atiende y en él trabaja: Aurina Díaz y sus hijos. Se encuentra en Arenes de Parres, asomado a la carretera. Allí el comedor está, como quien dice, "al aire libre" pues es muy codiciada su terraza. Entre los platos que le dan más fama están los tortos con picadillo y huevo frito o con quesu cabrales; el bonito a la plancha en temporada, el emberzau, ternera con pimientos o su platos de huevos fritos con patatas y chorizo casero, sin olvidar la ternera con pimientos. Como buena hereda de los saberes de su madre, Carmen Fernández, Aurina borda el arroz con leche y las natillas caseras. Avisados quedan los llambiones.

Les llámpares son uno de los platos estrella del bar restaurante Casa Oliva en Verdicio (Gozón) Ana Paz Paredes

Casa Oliva (Verdicio, Gozón)

Entre algunas de las elaboraciones con más seguidores en Asturias, cuando hablamos de productos de la mar, están las llámparas, o les llámpares según las llame cada cual. Las que se guisan en el bar restaurante Casa Oliva en Verdicio (Gozón), tiene también su toque singular y tradicional al mismo tiempo, siguiendo la receta de Oliva Menéndez, de ahí que gocen de tan buena fama siendo, las mismas, uno de sus platos más demandados. También hay que citar, por ejemplo, su bonito en rollo, el arroz blanco con llámpares, el repollo con gambas, callos, pulpo con langostinos o la sartén de setas, langostinos y huevo frito. Entre los postre llama la atención su tarta de sidra o el pudin de manzana. Y todo bien atendido por un chigreru de toda la vida, Benjamín Rodríguez.

Garbanzos con costillas y patatas en el bar Martínez, Casa El Zapateiro en A Roda (Tapia de Casariego) Ana Paz Paredes

Casa Martínez “El Zapateiro” (A Roda, Tapia de Casariego)

Así pasen los años Ana María Martínez y su marido Juan José Rodil, siguen siendo las mismas personas, generosas y atentas, -ella ante los fogones y el cara al público-, al frente de un local que se ha ganado a pulso su fama de menús abundantes, ricos y con buena materia prima. Se trata del bar restaurante Martinez-Casa Zapateiro, que abre sus puertas en el pueblín de A Roda, al interior, a dos kilómetros de Tapia de Casariego. Entre algunas de sus elaboraciones de más éxito junto con el pote y la fabada están también guisos como el de patatas con pulpo, garbanzos con costillas, callos, carrilleras o codillo guisados, picadillo casero tremendo o una buena merlucina a la plancha. También ricos y abundantes los postres.

Verdinas con pantruque, uno de los platos estrella del bar restaurante Casa Xico en Mestas de Ardisana (Llanes) Ana Paz Paredes

Bar Casa Xico (Mestas de Ardisana, Llanes)

Bien pueden presumir en Casa Xico, en Mestas de Ardisana (Llanes) de amor por el oficio hostelero y las raíces donde uno se cría, aprende y crece. 117 años nos contemplan desde que abrió sus puertas En 1904 cuando Francisco Concha , conocido como "Xico", fundó un pequeño bar-tienda y estanco con el nombre que se mantuvo hasta hoy en que, una quinta generación familiar, se encuentra al frente del mismo. Entre sus elaboraciones más emblemáticas y que le dan sobrada fama están las verdinas con pantruque o con langostinos, cebollas rellenas, tortos con huevo frito y picadillo o con cabrales, fabada con pantruque y, en postres, un riquísimo arroz con leche con su azúcar requemadín por encima. Local y atención personal que no se olvidan.

Un buen plato de "olla pongueta", uno de los guisos especiales que se sirven en Fonda Ponga en San Juan de Beleño (Ponga) Ana Paz Paredes

Fonda Ponga (San Juan de Beleño, Ponga)

Raquel Varela Monasterio es la artífice de que, en cuanto se entra en el comedor del bar restaurante Fonda Ponga, en San Juan de Beleño (Ponga), los aromas que salen de su cocina invadan nuestros sentidos haciendo que la sensación de hambre se haga más intensa. Menos mal que, para la espera, se cuenta con otro enorme profesional de la hostelería, su marido, Tomás Santos. Nadie mejor que él para asesorarnos de lo rico que allí se sirve como es el caso, por ejemplo, y además de la fabada y el pote, de su "olla pongueta", "el cocido de la abuela", chuletón al queso de Beyos, tortos variados, cabrito guisado, carne de caza o la sartén del pastor. Los postres son muy singulares. Cuentan con una terraza con unas vistas preciosas de todo el entorno del pueblo.

Arroz con pitu caleya, una de las especialidades de Cami Bada, al frente de los fogones de Casa Alfonso en Oceño (Peñamellera Alta) Ana Paz Paredes

Casa Alfonso (Oceño, Peñamellera Alta)

Esa tremenda carretera, por lo bella que no por dificultosa pues cuenta con buen asfalto y espacio, que lleva en subida hasta Oceño, no hace más que aventurar que ir hasta este pueblo de Peñamellera Alta. para comer en Casa Alfonso, es un acierto. Además de entrar en un local lleno de historia donde se rinde homenaje a Alfonso Martínez Pérez, conocido guía de los Picos y, sobremanera del picu Urriellu, se tiene la fortuna de saborear todo lo que cocina, con conocimiento de la materia, además de con amor, Cami Bada. Por ejemplo su "cabritu de la zona", arroz con pitu caleya, tortos, fabada, pote, carrillera ibérica, callos o sopa de hígado, dependiendo de la temporada. Entre los postres a destacar, además de una buena tajadina de Cabrales, su ricos fritos de leche.

Chuletinas de cabrito, pimientos rellenos de picadillo y cebolla confitada y pastel de puerros y setas en la Taberna La Campa en Campo de Caso (Caso) Ana Paz Paredes

Taberna La Campa (Campo de Caso, Caso)

Cocina tradicional con toque innovador. Lo cierto es que siempre defino así esa atrayente cocina que elabora Carlos Hernández Camblor en sus fogones de la taberna La Campa, en Campo de Caso, en el Parque Natural de Redes, un lugar que ha logrado convertir en referencia gastronómica de cuantos se acercan a la capital casina. Ahí están, por ejemplo, fabes con su compango, garbanzos con langostinos, pimientos rellenos de picadillo y cebolla confitada, el pastel templado de puerros y setas, chuletinas de cabrito, carrillera ibérica al vino de Cangas, cabrito guisado o las croquetinas de lacón con ligero toque casín. Entre los postres, citar por ejemplo sus natillas caseras con helado de galleta, recordando un poco a esa galleta María que siempre flotaba en la superficie, en el recuerdo de nuestra infancia. También tiene terraza.

carr

Raya guisada con patatinas, una de las especialidades del bar restaurante La Llosa en Oles (Villaviciosa) Ana Paz Paredes

La Llosa (Oles, Villaviciosa)

Atención buena como su cocina. Así se puede definir al restaurante La Llosa, en Oles (Villavciosa). Y es que las hermanas Teresi y Luisi García Noval se hacen querer tanto por el trato que dan al cliente como por las elaboraciones que le dan fama. Teresi ,al frente del comedor, y Luisi siguiendo la estela guisandera de su madre Teresa Noval Tuya. Entre sus platos singulares están la sopa de llámpares o la de hígado; pote y fabada con compango casero; pimientos y cebollas rellenos de jabalí, calamares fritos frescos y también en su tinta, raya guisada, lubina a la espalda, callos caseros y cachopo tradicional en hojaldre. También tienen terraza. Son nietas de Tomás Noval, el último minero azabachero de Oles y paisano inolvidable.

Fabes con corzo y de postre, arroz con leche, dos platos singulares del bar restaurante Casa Escolina en Granda (Siero) Ana Paz Paredes

Casa Escolina (Granda, Siero)

Sabores tradiciones y ricos en el bar restaurante Casa Escolina en Granda, Siero. Chigre de toda la vida, algunos de sus platos con más demanda, junto con la fabada y el pote, son les fabes con caza, pitu caleya, callos, patatas rellenas o la carne en rollo. La artífice de estos guisos tradicionales es María del Carmen López López, nacida en Cangas del Narcea y quien junto a su marido, Bernardino, se pusieron al frente de este local en marzo de 1986. Para quienes queden con hambre recordar que también prepara, por ejemplo, garbanzos con bacalao y espinacas, conejo guisado, fabes con corzo, patatas rellenas, pitu caleya y cordero guisado. Está muy rico el arroz con leche.

Fabes con jabalí y pimientos rellenos de marisco en el bar Casa Fredín en Valdesoto (Siero) Ana Paz Paredes

Bar Casa Fredín (Valdesoto, Siero)

Casa Fredín, en Valdesoto, es un chigre de toda la vida con cocina tradicional, donde Isabel Casielles, joven emprendedora como pocas, es la continuadora del negocio familiar. Ella, sabia conocedora de lo que gusta a sus clientes, apuesta fuerte por guisos y potajes, sin dejar atrás la buena carne y el pescado. Entre las elaboraciones con más éxito de este local sierense, junto con la fabada y el pote, están las fabes con jabalí, los pimientos rellenos de marisco, el cabrito guisado, arroz negro con calamares en su tinta, el plato de la güela, chipirones afogaos, cachopo tradicional o el pollo al ajillo. En postres citar, por ejemplo, la tarta de manzana y almendra. Como en los casos anteriores, también cuenta con terraza.

Compartir el artículo

stats