Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un verano para no perder detalle: la guía más completa para disfrutar del Paraíso Natural

Libros para guiar el estío, comidas y bebidas para darle sabor, y playas y áreas recreativas en las que disfrutar de Asturias al aire libre

Playa de Ballota

Playa de Ballota

Será este un verano de transición entre la pandemia y el retorno a la ansiada normalidad. Un verano en el que podremos ir sin la mascarilla en la cara al aire libre, pero en el que esta no deberá faltar en el bolsillo por si hay más gente de la cuenta a nuestro alrededor y es necesario protegerse. No vaya a ser que el coronavirus vuelva a hacer de las suyas...

Un verano para disfrutar de la vida buena, que no es otra cosa que disfrutar de los pequeños placeres. Cada uno tiene los suyos. Quedan por delante hasta el otoño algo menos de tres meses de un estío que los meteorólogos anuncian más bien seco y caluroso, si bien en el Paraíso Natural que es Asturias nunca debe olvidarse el paraguas en el bolso o la maleta, así como un chubasquero. Ese verde es por algo. Será este un verano marcado por el Año Xacobeo, que llenará de peregrinos los caminos, y por una agenda festiva a medio gas, en la que vuelven al calendario algunas citas destacadas, pero sin incluir los actos multitudinarios.

Ahí está el ejemplo de San Juan, con actividades pero sin hogueras ni grandes conciertos. A la vuelta de la esquina está San Pedro (29 de junio), luego vienen El Carmen (16 de julio), Santa Ana (26 de julio) o Nuestra Señora (15 de agosto) y San Roque (16 de agosto), por citar algunos de los festejos que más se celebran por todo el territorio asturiano en verano.

Para aprovechar al máximo esas jornadas estivales LA NUEVA ESPAÑA ha hecho para sus lectores una selección de libros, bebidas, restaurantes, playas y áreas recreativas. Libros para guiar el verano. Restaurantes y bebidas con los que ponerle el mejor sabor. Playas y áreas recreativas en las que aprovechar al aire libre los largos días de luz. Una selección hecha con el ánimo de ayudar a disfrutar. Es una de las muchas que se pueden hacer en esa inmensidad de opciones que ofrece el Paraíso Natural. Buen verano.

Libros

Tino Pertierra

Pablo Arribas recoge en “Vive de forma que te duela marcharte” (Plaza & Janés) tres años de viajes por todo el mundo. “Aunque encontrarás anécdotas del camino”, matiza el autor en su presentación, “este no es un libro de viajes por diferentes países, sino por uno mismo. En él, no intentaré convencerte de que cruces océanos o subas a un solo avión. A cambio, habrá un fin que perseguiré con esmero: que prepares tu mochila con lo estrictamente necesario y partas rumbo a la vida que sueñas”.

“La vuelta al mundo en moto. Ruta de los Exploradores Olvidados” (Silver Rider Prodaktions) recoge el viaje en solitario de Miquel Silvestre alrededor del planeta del 3 de julio de 2011 desde Madrid a Valde (Alaska). La ruta completada con la moto “Atrevida” baja por África, cruza India de sur a norte, recorre Nepal y llega hasta Asia. De Filipinas a América y parada en una distante población del noroeste de Alaska. Silvestre siguió viaje a través de Canadá y Estados Unidos, hasta poner punto final en Nueva York.

“España a Pie” (Lonely Planet), de Sergio Ramis, ofrece las mejores rutas de senderismo por toda España. Ramis, experto en caminar y divulgar, regala a los lectores una inagotable fuente de inspiración para todos los caminantes, veteranos o novatos: disfrutar de innumerables bellezas al mismo tiempo que se realiza un ejercicio saludable y divertido.

“Corazón de Ulises” (DeBolsillo), del añorado Javier Reverte, es un clásico de viajes en el que el autor relata su viaje a Grecia, Turquía y Egipto con la mochila cargada de cultura. Amenidad, divulgación, profundidad y estilo se unen en la obra para ofrecer un testo que es a la vez pedagógico, informativo, lírico y reflexivo. Dan ganas de coger el primer vuelo a esos países.

“Sanotes, sanitos” (Ediciones B) es un álbum ilustrado de la nutricionista Blanca García-Orea para niños a partir de 4 años. Tras “Dime qué comes y te diré qué bacterias tienes”, la autora se vuelve más didáctica si cabe para enseñar a comer sano a los más pequeños. García-Orea narra en forma de cuento el proceso digestivo para enseñar la vinculación con la calidad de las emociones y el estado del sistema inmunológico.

En “Recetas de la España vaciada” (Espasa), Pilar Pozuelo cocina una obra muy original a partir de la huella de los distintos pueblos asentados en la península, desde la influencia de la cocina romana (el flan, el olivo, las empanadillas dulces) y la musulmana (especias y hierbas aromáticas) pasando por la influencia de Portugal y la progresiva llegada de productos del (pimiento, la patata o el tomate).

“Comer, viajar, descubrir” (Planeta), del fallecido Anthony Bourdain, es una irreverente guía gastronómica del famoso chef y su asistente de muchos años Laurie Woolever. De Nueva York a una comuna tribal en Borneo, pasando por ciudades como Buenos Aires, Paris y Shangái y llegando a Tanzania o el desierto de Omán, el libro regala consejos de Bourdain sobre sus lugares preferidos, con información sobre cómo llegar, dónde comer, dónde hospedarse y, en determinados casos, qué evitar.

“Cocina de resistencia” recopila recetas del televisivo Alberto Chicote con consejos para aprovechar todos los ingredientes de la nevera, sin que falten consejos para hacer la compra o cómo debería ser un buen fondo de nevera y congelador, además de reglas generales para la conservación de alimentos. Recetas sencillas y oportunas, sin que falte cómo realizar panes de hamburguesa, masa casera de pizza, salsas como la boloñesa o la mayonesa o el tomate frito más artesanal, sin conservantes ni colorantes artificiales.

Áreas recreativas

Ana Paz Paredes

Junto al mar o en la montaña, a la sombra de frondosos bosques o asomadas a lagos y ríos, Asturias cuenta con numerosos rincones para pasar el día al aire libre, habilitados con mobiliario, parques infantiles y algunas con actividades de turismo activo durante el verano

Área recreativa en el pueblo de Ferreira (Santa Eulalia de Oscos). LNE

Ferreira (Santalla d´Ozcos/ Santa Eulalia de Oscos)

Se encuentra en uno de los pueblos más guapos de Santalla. Está a orillas del río Agüeria. Cuenta con mesas de madera, servicio de bar y también de alquiler de canoas que salen desde allí mismo. Ideal para ir en familia. De allí parten y cruzan cinco rutas de diferente dificultad. Tiene un pequeño parque infantil.

Piscinas en el área recreativa de Folgueiróu (Illano) LNE

Folgueiróu (Eilao/Illano)

Uno de sus grandes atractivos son sus piscinas circulares protegidas del viento con paredes de piedra. Es muy amplia y tiene zonas de sol y sombra, con abundante arboleda. Además de mesas y bancos tiene parque infantil, bolera, campo de fútbol, servicio de bar y restaurante con amplia terraza.

Trampolín en el área recreativa Puente Castrillón (Boal) Ana Paz Paredes

Puente Castrillón (Boal)

A orillas del embalse de Arbón, en la desembocadura del río Muñón. Cuenta con numerosos rincones de sombra y con mesas y bancos de madera ubicados en lugares muy chulos. Hay un trampolín. Es un lugar de una belleza increíble. Los que se animen a rutear por la zona, recordarles que por ella pasa la famosa senda de los Miradores sobre el Navia.

Parque infantil en As Predeiras (El Franco) Ana Paz Paredes

As Pedreiras (El Franco)

Un área llana, con numerosos árboles y un prao hermoso. Tiene parque infantil, bancos y mesas de madera, parrilla y también aparatos de gimnasia para adultos. Tiene un servicio de bar que abre en julio. Cuenta con buen aparcamiento y está muy cercano a la zona de playas.

Duchas en uno de los accesos a la playa de San Pedro de La Ribera, en Cudillero, donde se encuentra también el área recreativa. LNE

San Pedro de La Ribera (Cudillero)

Prau con vistas al mar, asomado a esta hermosa playa de Cudillero. No cuenta con sombra. Se recomienda, por lo tanto, llevarla para protegerse cuando el sol hace su presencia. Además de camping cuenta con un bar restaurante en la zona además de fuentes, baños y duchas. Hay zona de aparcamiento.

Uno de los hermosos rincones del área recreativa Las Llavanderas en Silviella (Belmonte de Miranda). Ana Paz Paredes

Las Llavanderas (Belmonte de Miranda)

En Silviella. Ideal para los amantes de áreas fluviales con árboles centenarios. Buena combinación de sombra y sol. Un lugar que invita al relax, con mesas y bancos de madera bien distribuidos a orillas del río Pigüeña, cuyo rumor, al pasar, invita al relax y al descanso. Tiene parque infantil.

El área recreativa Guadamía cuenta con unas vistas espectaculares de la zona de acantilados, con buenas vistas de los bufones de Pría. LNE

Guadamía (Ribadesella)

Tiene una de las vistas más espectaculares al estar sobre acantilados. Frente a ella se pueden admirar los bufones de Pría, que impresionan enormemente con grandes marejadas. Se encuentra en las inmediaciones de la playa de Guadamía. No tiene sombra, hay que llevarla. Tiene aparcamiento, mesas y bancos, barbacoas y fuente.

Banco asomado al embalse de Valdemurio (Quirós) en uno de los rincones de su área recreativa. Ana Paz Paredes

Valdemurio (Quirós)

Se encuentra en un tramo de la Senda del Oso, junto al embalse del mismo nombre. Una de las más guapas de la zona. Cuenta con bancos y mesas de madera, papeleras y servicio de bar durante el verano, además de zona infantil y aparcamiento, aunque no es grande. Tiene servicio de canoas para navegar un rato por el embalse.

Viajeros cruzando por una de las zonas del área recreativa de La Pesanca, donde comienza la ruta de las foces del Infierno (Piloña). LNE

La Pesanca (Piloña)

Para los amantes del bosque en estado puro y de los ríos con pozas de agua, en este caso del río Infierno, que es uno de sus grandes protagonistas. Es un lugar espectacular lleno de robles, castaños, hayas y fresnos, entre otras especies. Bancos y mesas de madera. De allí sale la ruta de las Foces del Infierno.

Una de las cuerrias que se conservan en el área recreativa de Trambesagues, en Amieva. Ana Paz Paredes

Trambesagües (Amieva)

Situada sobre el río Ponga, es una de las más hermosas de la zona, abierta en un bosque mágico. Tiene fuente, parque infantil, barbacoa, y bancos y mesas de madera. Se conservan allí varias cuerrias, construcciones destinadas antaño a guardar los as castañas. El aparcamiento está en la carretera.

Restaurantes

Ana Paz Paredes

El Principado cuenta con numerosos locales hosteleros desperdigados por Asturias donde, en medio de paisajes de gran belleza, ofrecen lo mejor y más singular de lo que sale de sus fogones

El cabrito y la carne guisada, junto con la fabada y el pote asturiano son cuatro de algunos de los platos con más demanda en Casa Generosa en Pedroveya (Quirós) Ana Paz Paredes

Casa Generosa (Pedroveya. Quirós)

Cocina tradicional y querenciosa. Pote, cabritu, fabada, carne guisadina, jabalí y postres caseros. Y además se puede comer bajo el hórreo, que presta mucho.

Parrillada de carnes y ensalada de la casa en el D´ibán de Somiedo en La Peral (Somiedo) Ana Paz Paredes

El D'ibán de Somiedo (La Peral, Somiedo)

Lugar y personal, encantadores. Especialidades: pote vaqueiro, croquetas de cecina y queso; cachopo, tablas de embutidos y quesos, y esas riquísimas tejas que ponen con el cafetín.

El arroz con leche es el postre estrella, junto con las natillas caseras, en el Chigre de Arenes en Arenes de Parres (Parres) Ana Paz Paredes

El Chigre de Arenes (Arenes de Parres)

Barín con sobrada fama por sus tortos, bonito a la plancha, emberzaú o callos. Los llambiones tienen que probar su arroz con leche.

Les llámpares son uno de los platos estrella del bar restaurante Casa Oliva en Verdicio (Gozón) Ana Paz Paredes

Casa Oliva (Verdicio, Gozón)

Lugar de cita obligada para los amantes de les llámpares, su especialidad. ¡Tremendas! A destacar también el bonito en rollo y los chipirones.

Garbanzos con costillas y patatas en el bar Martínez, Casa El Zapateiro en A Roda (Tapia de Casariego) Ana Paz Paredes

Casa Martínez “El Zapateiro” en A Roda (Tapia de Casariego)

Menú rico y abundante: fabada, pote, sopa de pescado, merluza a la plancha o codillo son algunos de sus platos.

Verdinas con pantruque, uno de los platos estrella del bar restaurante Casa Xico en Mestas de Ardisana (Llanes) Ana Paz Paredes

Bar Casa Xico en Mestas de Ardisana (Llanes)

115 años de historia y una quinta generación al frente. Impresionantes sus verdinas con pantruque o langostinos, las cebollas rellenas y los tortos.

Un buen plato de "olla pongueta", uno de los guisos especiales que se sirven en Fonda Ponga en San Juan de Beleño (Ponga) Ana Paz Paredes

Fonda Ponga (San Juan de Beleño. Ponga)

Cocina familiar y rica. A probar sus verdinas con setas, cachopo La Fonda, pucheros variados, ternera asada y postres caseros.

Arroz con pitu caleya, una de las especialidades de Cami Bada, al frente de los fogones de Casa Alfonso en Oceño (Peñamellera Alta) Ana Paz Paredes

Casa Alfonso (Oceño, Peñamellera Alta)

Donde Cami Bada borda el cabrito guisado, el arroz con pitu, los tortos y su riquísima leche frita.

Chuletinas de cabrito, pimientos rellenos de picadillo y cebolla confitada y pastel de puerros y setas en la Taberna La Campa en Campo de Caso (Caso) Ana Paz Paredes

Taberna La Campa en Campo de Caso.

Cocina tradicional con toque innovador. Pastel templado de puerros, pote de garbanzos y langostinos, cachopinos de gochu o su merluza rellena de marisco, son apenas cuatro ejemplos.

Raya guisada con patatinas, una de las especialidades del bar restaurante La Llosa en Oles (Villaviciosa) Ana Paz Paredes

La Llosa (Oles, Villaviciosa)

Una atención tan buena como su cocina. A probar la fabada, el pote o su sopa de llámpares, por ejemplo. Especialidad en pescados frescos y mariscos.

Fabes con corzo y de postre, arroz con leche, dos platos singulares del bar restaurante Casa Escolina en Granda (Siero) Ana Paz Paredes

Casa Escolina (Granda, Siero)

Sabores tradiciones y ricos en Casa Escolina en Granda, Siero. Chigre de toda la vida donde sus platos con más demanda, junto con la fabada y el pote, son les fabes con caza, pitu caleya, callos, patatas rellenas o la carne en rollo. Muy rico en arroz con leche.

Fabes con jabalí y pimientos rellenos de marisco en el bar Casa Fredín en Valdesoto (Siero) Ana Paz Paredes

Bar Casa Fredín (Valdesoto, Siero)

Chigre querencioso, de cocina tradicional, donde Isabel Casielles es la continuadora del negocio familiar. A destacar sus fabes con jabalí, pimientos rellenos de marisco, variado de tortos, picadillo, cachopo tradicional, callos, pollo al ajillo o merluza a la sidra.

El sumiller Daniel González

Bebidas

Mariola Riera

El sumiller gijonés Daniel González, de Casa Gerardo (Prendes, Carreño), ha elaborado para los lectores de LA NUEVA ESPAÑA su particular selección de bebidas (sidra, cerveza y vino) con la que disfrutar este verano en familia o entre amigos, a la mesa o alternando.

Sopeña 2018. Sidra fresca, buena acidez, perfecta para alternar o mismamente para acompañar unas andaricas

Hibernis 2018 ice cider. Ideal para cualquier tipo de postres o una buena sobremesa.

Ordum ipa by D.A. Cerveza asturiana ideal para maridar con productos especiados o masala.

Nabal 2019 (rosado). Frescor, fácil, ideal para una ensaladilla rusa.

Clunia, El Rincón 2014 (v.t Castilla y León). Ideal para cualquier tipo de asados.

La Sabia, Acontia 2016 (d.o. Ribera del Duero). Vino con extructura, carácter, terruño100%.

Pazo Baión 2019 (d.o. Rías Baixas). Se adapta a cualquier tipo de pescado.

Numanthia 2015 (d.o.Toro). Carácter, ¡¡espectacular!!

Almirez 2018 (d.o Toro). Se adapta a cualquier producto, mar, montaña.

Viña Sastre crianza 2017 (d.o. Ribera del Duero). Madera marcada, pero mantiene toda la fruta que debe tener un ribera del duero.

Albamar 2020 (d.o. Rías Baixas). Solo se puede decir una cosa: calidad.

Dos canotos 2018 (d.o. Ribeiro). Vino fresco, limpio, versatil, divertido.

Finca Los Hoyales, de Cruz de Alba 2015 (d.o. Ribera del Duero). Seriedad, contundencia

Lalinde, de Ramón Bilbao (rosado 2019 ). Ligero, agradable.

Playa de Ballota

Playas

Mariola Riera

Son 345 kilómetros de costa en los que hay más de doscientas. Entre las playas asturianas se encuentra de todo: de arena, de piedras, calas recónditas o arenales urbanos, con bandera azul, aptas para perros… Toca elegir alguna para este verano.

La particular selección empieza por el Oriente, en Llanes: Torimbia, referente del nudismo en la región, apta para irse en furgoneta y pernoctar, de arena fina y amplia, con buen acceso a pie por una pista. Otra nudista: el extremo este del playón de Bayas, Requesinos, un remanso de tranquilidad en la costa de Castrillón. Amplia cuando hay marea baja es el Arenal de Morís, en Caravia, de arena y rocas rojizas, con chiringuito, aparcamiento de pago amplio y servicios de ducha. Al lado está La Espasa, recomendada para largas caminatas, ir con niños y si se busca comodidad de acceso.

Los que quieran algo más recogido deben irse a Merón, La Ñora y España, en la costa de Villaviciosa, llamada de los dinosaurios junto a la de Colunga, así que no será difícil encontrarse con algún fósil entre los cantos y rocas que por allí hay. Ya al oeste del cabo Peñas, particular ecuador del litoral asturiano, Los Quebrantos, en San Juan de la Arena (Soto del Barco) tiene de todo: aparcamiento, chiringuitos, prado, kilómetros de arena y el pueblo a dos pasos donde hacer compras si hace falta. Al otro lado de la ría, en San Esteban de Pravia, un secreto a voces: la playa que pintó Sorolla, El Garruncho, de piedra, pequeñita. En la costa de Muros hay auténticas joyas: Cazonera y Las Llanas, exigen cierta forma física para acceder a través de un camino algo pindio por una ladera entre eucaliptos y helechos, pero merece la pena.

En Cudillero no puede faltar El Silencio, su nombre lo dice todo. Y en Valdés, Cueva y Barayo, auténtica meca para los que buscan naturaleza, tranquilidad y poder instalarse con la furgoneta, una opción al alza en el último año. Para estos también está Penarronda, en Castropol.

Compartir el artículo

stats