El "batch cooking" está de moda. Se trata de una forma de organizar la cocina para que ponerse a los fogones un día a la semana y dejar listas las comidas de varios días. Esta práctica incluye la refrigeración y también el congelado, dependiendo de si se trata de alimentos muy perecederos o no. Por eso, es muy habitual que nos enfrentemos casi a diario a la tarea de descongelar algún táper. Lo que pocos saben, es que al realizar esta práctica tan cotidiana es habitual cometer algunos errores que pueden poner seriamente en peligro nuestra salud.

Descongelar los alimentos de manera "tradicional", sin el uso de electrodomésticos como el microoondas o técnicas como el baño María, lo más habitual es hacerlo a base de tiempo. ¿Cómo? Dejando esa comida a una temperatura superior a la que tenía en el congelador y esperando.

Es aquí donde se comete el principal error que puede poner en riesgo nuestra salud. Es habitual que, para tratar de evitar largas esperas, algunos opten por dejarlos sobre la encimera.

Error. Si la comida se descongela a temperatura ambiente, algunas bacterias presentes en el alimento que han estado inactivas durante la congelación se multiplicarán, incrementando el riesgo de infecciones alimentarias. Los cambios bruscos de temperatura y el agua y nutrientes que se encuentran en la encimera puede favorecer esta reacción.

¿Cuál ha de ser entonces la reacción? Lo ideal es una descongelación lenta, de al menos 12 horas, en la nevera.

@farmaceuticofernandez

##farmaceutico ##farmaceuticofernandez ##salud ##farmacia

♬ Congelado - Pignoise

Este truco -y la advertencia- han sido popularizados en la red por @farmaceuticofernandez, un tiktoker que ha ganado gran popularidad en los últimos meses por sus consejos de salud. Su tono claro, didáctico y con cierta dosis de humor le ha servido para llegar al gran público, especialmente a los más jóvenes, habituales en estos espacios de la red.

Su vídeo explicativo sobre este asunto acumula decenas de miles de reproducciones, otros tantos "me gusta" y centenares de comentarios. "No apto para impacientes", "y yo usando el microondas", "yo estaría muerta hace años si es por eso", han comentado con humor algunos de sus muchos seguidores.