¿Quieres crear un primero de temporada? Con un poco de imaginación y una carne blanca como el pollo podrás lograr cocinar un plato de lo más original. Solo necesitarás darle un toque otoñal. ¿Cómo? Con el membrillo, uno de los alimentos que, sin duda, anuncia la llegada de esta temporada del año. Sacia, ayuda a adelgazar y es digestivo

Generalmente, asociamos este dulce con los postres, pero no sabes lo que te estás perdiendo al no utilizarlo como acompañamiento de alguna carne de ave. Y es que la combinación pollo y membrillo es sinónimo de un plato repleto de un sabor intenso.

Ingredientes:

- 4 muslos de pollo

- 1 cebolla

- 1 diente de ajo

- 1 rama de canela

- Pimienta negra

- Cúrcuma

- Azafrán

- 3 membrillos

- Limón

- Miel

- Caldo de pollo

- Pimienta negra

- Sal

- Aceite

Elaboración:

Para empezar, salpimentamos los muslos de pollo y los untamos con un poco de aceite y tomillo. A continuación, pelamos y cortamos el ajo y la cebolla y repetimos la misma operación con los membrillos.

Calentamos un poco de aceite en una cazuela y le añadimos canela, pimienta y cúrcuma. Cuando haya cogido un poco de temperatura, incorporamos la cebolla y el ajo y, una vez se hayan dorado, agregamos el pollo. Dejaremos que se haga un poco antes de incorporar un vaso de caldo de pollo.

Por otro lado, cocemos los membrillos en agua salada con un chorrito de limón y, cuando transcurran 10 minutos, añadimos una cucharada sopera de miel.

Cuando el membrillo esté cocinado se lo incorporamos al pollo y cubrimos con agua, dejando que se cocine durante unos 50 minutos. ¡Y voilà! Unos muslos de pollo con membrillo para darle la bienvenida al otoño.