Ikea lo ha vuelto a hacer. Ha sacado una mini cómoda barata (cuesta 9 euros) y sirve para almacenar cosas pequeñas y tener la casa organizada.

Las cómodas de Ikea de varios cajones son uno de los productos estrella de la firma sueca. El modelo en blanco luce en millones de habitaciones y es el mejor aliado para guardar la ropa interior, los conjuntos deportivos o las camisetas básicas. En esta ocasión, el modelo que han lanzado no es una cajonera de pie sino que es un elemento supletorio más para colocar dentro de un armario o encima de una mesa o tocador. ¿Cuál es su objetivo? Guardar cosas para que no estén a la vista. Así lo describen en su página web: "guardar objetos pequeños como material de escritorio, horquillas y joyas. Además, cuando no la uses, la puedes plegar y queda plana". 

El nuevo producto de Ikea tiene dos cajones, no es robusto (no es de madera, sino de tela), se monta en menos de nada y cuesta 9 euros. Se vende en un color gris muy elegante y su nombre oficial es la cómoda FLARRA.

La cómoda más barata de Ikea