Hasta hace bien poco cuando comprábamos una lámpara de techo había poco donde elegir y casi siempre optábamos por alguna solución con una pantalla. En diferentes colores o acabados, pero con pantalla. Pues bien, la última tendencia en iluminación nos conduce hacia todo lo contrario: fuera pantallas, hola bombillas

Bombillas con o sin filamentos que se parecen a las antiguas, pero bombillas a la vista. Con los diferentes tipos de bombilla podemos crear distintos ambientes según estemos en un salón, un recibidor o una habitación. Este tipo de lámparas son muy versátiles y se adaptan, sobre todo, al estilo que conocemos como industrial, ya que sus materiales principales son el acero yo en tonos oscuros, aunque también el vintage estará encantado de tener alguno de estos elementos decorativos.

Lámparas baratas en Leroy Merlín

El ejemplo más claro de este estilo de bombilla “caravista” es el modelo Byron de Leroy Merlín. Tiene estilo piramidal y está fabricada en metal de color negro mate. Cuenta con un único punto de luz y es regulable en altura. El diámetro es de 37 centímetros y cuesta 29,99 euros.

La colección Byron de Leroy Merlín es más amplia y puedes encontrar lámparas con más o menos diámetro, en negro, o cobre. Además cuenta también con composiciones de tres lámparas, en racimo (para alguna esquina), y otra de ellas en hilera, ideal para colocar sobre una mesa de comedor o encima de la barra de la cocina para separarla del ambiente del salón. 

Además, también puedes contar con un aplique de luz, que puede ser una opción muy original para colocar a un lado del cabecero.

Otro modelo parecido es el Carlton. Este modelo tiene los filamentos metálicos más finos que el anterior. Tiene un diámetro de 31 centímetros y vale 49,99 euros. Esta serie ofrece una gran variedad de colores y combinaciones con sus lámparas. La tienes negra, marrón, cobre, plata, dorada y rosa y algunos modelos tienen como una parte panelada. Las tienes con un único punto de luz o con tres y también lámparas de mesa.

Una opción en menos altura es la Townshend. Tiene tres luces estilo vintage en madera y acero inoxidable de color negro. Puedes personalizar la lámpara como más te guste ya que, a pesar de que la estructura principal va anclada al techo, los cables de las que cuelgan se pueden regular en mayor o menor altura. Su precio es de 79,99 euros.

Por último, tenemos la lámpara Kasteli. Con una estructura ovalada también es de metal en negro. Tiene un diámetro de 45 centímetros y cuesta 39,99 euros. Si te has enamorado de esta lámpara, también la puedes encontrar en oro, blanco y cobre, en forma de aplique, de plafón o en lámpara de pie.