Proteger la piel del sol es fundamental durante todo el año. Pero en verano más, ya que es habitual que en playas y piscinas expongamos nuestro cuerpo a la radiación. Por eso, elegir un buen protector es fundamental. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha analizado algunas de las cremas protectoras del mercado para elegir cuáles son las mejores. Este es el resultado del estudio.

Mejor relación calidad/precio

Según el estudio de la OCU, los protectores solares con mejor relación calidad/precio son Nivea Babies&Kids Sensitive Protect 5en1 50+ y Garnier Delial Sensitive Advance Kids 50+, ambos con protección +50.

Tipos de protección solar

La primera pregunta suele ser ¿qué es el factor de protección solar (SPF o FPS)? Según explica la OCU en su web, indica el número de veces por el que se multiplica el tiempo que se puede permanecer al sol sin quemarse. Pero, tal y como revelan los consumidores, aunque no se queme, la piel sufre. Incluso las cremas que ofrecen un índice de protección solar más elevado no bloquean el paso de las radiaciones ultravioletas, por lo que no protegen al 100%. 

  • Factores 15 a 25 son de protección media.
  • Los factores del 30 al 50 ofrecen alta protección.
  • Con SPF más de 50 (o 50+) son cremas de protección muy alta.

Sea cual sea tu tipo de piel, insisten desde la OCU, es imprescindible usar un protector solar. Como mínimo, un producto con índice de protección 15 (y mejor si es superior). 

UVA y UVB

Tal y como alerta la OCU en su web, elegir una crema solar que proteja tanto de los rayos UVA (responsables del envejecimiento de la piel) como de los UVB (causantes de las quemaduras) es fundamental. Ambas radiaciones son, además, factor de riesgo para el desarrollo de diversos cánceres de la piel.

El factor anunciado (SPF) es el de los UVB. Por ejemplo, un factor 30 significa que bloquea el 97% de los rayos UVB. El de los UVA, debe ser como mínimo un tercio. Una crema con factor 30 tendrá un factor de protección frente a UVA de 10.  

Ingredientes sospechosos 

Tal y como alerta la OCU en su página web, hay peligrosos que es preferible que no estén presentes en las cremas solares por sus posibles riesgos para la salud:

  • Conservantes como propylparaben y butylparaben, que tienen un efecto disruptor endocrino (es decir, que pueden alterar el funcionamiento de nuestro sistema hormonal).
  • Filtros UV como el OMC (Ethylhexyl methoxycinnamate), un filtro solar también sospechoso de ser un disruptor endocrino y que se aconseja evitar en productos que permanecen largo tiempo en contacto con la piel.
  • Y recientemente penalizamos la presencia de dos filtros UV muy habituales, el homosalate y octocrylene, por las sospechas surgidas entorno a su potencial de ser disruptores endocrinos.
  • También se ha rastreado la presencia de alguna de las 26 fragancias que figuran en la lista de la UE con potencial de causar alergias o irritación de la pielcitral, geraniol, citronellol, etc.