El verano está a la vuelta de la esquina. Con la llegada del buen tiempo se incrementan los esfuerzos por perder pesoLos gimnasios se llenan de gente y empezamos a recurrir a las famosas 'dietas milagro' que prometen ayudarnos a adelgazar en tiempo récord.

Lo primero que debes tener claro es que los milagros no existen. Si lo que quieres es perder peso debes seguir un estilo de vida saludable y hacer deporte pero, sí que puedes recurrir a ciertos alimentos que te ayudarán a conseguir tus objetivos más rápido.

La avena está considerada como un superalimento perfecto para bajar de peso de forma sana. Tiene un alto contenido en fibra y ayuda a depurar el organismo y a regular el tránsito intestinal. Puedes consumirla de muchas formas pero hay una de ellas que está especialmente recomendada para bajar de peso rápido.

Con esta receta para preparar un delicioso batido de avena y manzana podrás llegar a perder hasta 5 kilos en una semana de forma saludable y sin pasar hambre.

Ingredientes

  • 30 gramos copos de avena
  • manzana
  • Medio limón o lima
  • 1 cucharadita canela
  • Agua al gusto

Elaboración

  • Añadir los copos de avena, la manzana, el zumo de medio limón y la canela en un vaso triturador y añade agua al gusto.
  • Tritura todo muy bien y en caso de que esté muy espeso, añade más agua hasta conseguir el espesor deseado.
  • Opcional: Se le puede añadir más canela por encima para decorar.

Si quieres reducir las calorías de los copos de avena puedes dejarla en remojo la noche anterior.

Beneficios del batido de avena y manzana

  1.  Te ayuda a saciarte gracias al alto contenido en fibra.
  2.  Contiene lima/limón, lo que hace que sea más depurativo y más beneficioso para la pérdida de peso.
  3.  Lleva manzana, una fruta muy buena para adelgazar y que además le dará dulzor gracias a su azúcar natural.

Lo más recomendable es tomar este batido en los desayunos, ya que te aportará una gran cantidad de energías y además te mantendrá saciado toda la mañana, haciendo que no consumas nada o casi nada en el transcurro de la mañana, incluso reduciendo la cantidad de apetito en el almuerzo.