La campaña de Navidad parece haber comenzado en la mayoría de los establecimientos españoles. Tantas tiendas de juguetes, artículos, muebles, o supermercados han decidido reservar gran parte de su espacio a elementos que puedan resultar útiles para estas fechas que invitan a la celebración. De esta forma, todos aquellos previsores que quieran adelantar las compras y ahorrarse largas colas -o que simplemente disfruten de extender la festividad lo máximo posible- pueden ir haciéndolo en cualquiera de los ámbitos.

Lidl ha ganado fama a nivel nacional por la variedad en sus productos, como demuestra en este caso. El supermercado cuenta con amplias ventajas frente a sus competidores, tales como: la variedad en los artículos; la inclusión de alimentos de otros países; la rebaja en comida y bebida más cerca de perecer; o, sobre todo, los productos temporales que vienen a llenar sus estantes. No solo las fechas señaladas son motivo para sacar a la venta promociones interesantes. Cada cierto tiempo, salen nuevas colecciones o productos según distintas temáticas que llaman la atención por sus precios, muy competitivos frente a otros de marca mucho más caros.

Precisamente son los precios los que mueven a muchos consumidores a acudir a sus tiendas para buscar alimentos llamativos con los que llenar las bandejas de comida en días como Noche Buena o Año Nuevo. Y es que la cadena trae desde hace años varios productos destinados a satisfacer esta necesidad bajo el sello de “Deluxe”. Se trata de productos exclusivos que solo llegan en ocasiones especiales y que cuentan con unidades limitadas. Aunque muchos de estos suelan triunfar entre los consumidores, hay algún otro que puede llamar la atención por su composición, ya que extraña a su público.

En este caso, Lidl ha querido juntar uno de los dulces navideños más típicos de una forma bastante llamativa. En colaboración con el chef Carlos Maldonado, ganador de Master Chef y de una Estrella Michelín, la empresa ha lanzado unas gyozas de turrón y pistacho. El envase incluye 165 gramos y una mermelada de arándanos para acompañar. De hecho, este producto cuenta ahora mismo con un descuento del 21% en la web y deja su precio en 2,65 euros. No es la única apuesta del cocinero y la cadena, ya que los consumidores también pueden encontrar una versión de croqueta de jamón ibérico con bechamel por el mismo precio que la anterior.