La Navidad está a la vuelta de la esquina. Y a las copiosas cenas y comidas, a los dulces típicos y a los regalos hay que sumar otro absoluto clásico: la lotería nacional. El histórico sorteo, que se celebra el 22 de diciembre, es todo un hito en estas fechas. Como también lo es compartir décimos con amigos y familiares. Aunque no es lo habitual, en ciertas ocasiones esto de dividir el boleto ha dado más de una disgusto y roto más de una amistad. Siguiendo estos sencillos que ofrece la Organización de Consumidores y Usuario (OCU) consejos evitarás cualquier tipo de problema.

Fotocopiar los décimos

Se trata de una técnica que se viene empleando desde hace muchos años: fotocopiar el décimo. Para darle auténtica validez y poder reclamar el premio en cualquier situación basta con que el depositario firme e indique su DNI en el papel y la cantidad que juega cada uno. Esto sirve también para fraccionar los décimos.

Por Whatsapp

En estos tiempos en los que las nuevas tecnologías están en nuestro día a día, también puede utilizarse el teléfono móvil para compartir un décimo. Para ello, lo mejor es el Whatsapp. Enviar un mensaje con una fotografía del décimo y una listado de quién es el depositario y cuánto juega cada uno de los participantes sería suficiente para demostrar que se tiene un pedazo del premio.

En el matrimonio

No sería la primera vez que alguien en una pareja cobra el premio y se niega a compartir con el otro. En algunos casos los tribunales dan las razones al "tacañón" y en otras al que se había quedado de brazos vacíos. Para entender la diferencia hay que atender a un aspecto fundamental: el régimen del matrimonio.

En caso de que se trata de un matrimonio en gananciales el premio se reparte al 50%. Si es con separación de bienes, el premio es para quien lo haya comprado. Eso sí, debe demostrar que lo compró de manera independiente.

¿Qué pasa si se pierde el décimo?

Lo primero que se debe hacer al perder un décimo es denunciarlo a la Policía o la Guardia Civil. Aquí lo que también resulta de vital importancia es aportar el mayor número de datos posible de los boletos. Por eso, y aprovechando las nuevas tecnologías, un buen consejo puede ser fotografiar los décimos para que, si nos vemos en la tesitura de tener que hacer una reclamación, tener datos como el código de barras o el número de serie, que sería fundamental.