El jamón es un imprescindible en muchas casas españolas. Se trata de un producto más bien caro que, en muchas ocasiones, es difícil de elegir. Las etiquetas son una buena guía para decidirse por una u otra pata y obtener el resultado que esperamos. El experto Víctor Sanchego ha colgado en redes sociales esta guía para facilitarte la labor: estas son las claves.

Etiqueta blanca: jamón de cebo ibérico

Se trata de animales que tienen una genética de raza ibérica de al menos el 50%. Viven en granjas y se alimentan, fundamentalmente, de cereales y leguminosas. Su precio oscila entre los 100 y los 180 euros, dependiendo del peso

Etiqueta verde: jamón de cebo de campo ibérica

Como el anterior, se trata de ejemplares que tienen, al menos, un 50% de genética de cerdo ibérico. La principal diferencia es que estos se han criado al aire libre, en extensiones de terreno de unos 100 metros cuadrados, y no en establos. Eso sí, no se alimentan de bellotas, pero sí de pastos naturales y pienso en el campo. Una pata de estos cerdos cuesta entre 140 y 240 euros, dependiendo del peso y del cruce racial.

Etiqueta roja: jamón de bellota ibérico

Son ejemplares con un 75 o 50% de raza ibérica que se han criado en dehesas y se han alimentado con ciertos kilos de bellota. Su precio oscila entre los 220 y los 450 euros.

Etiqueta negra: jamón de bellota 100% ibérico

Se trata de cerdos cuyos padres son 100% raza ibérica inscritos en el libreo genealógico. Estos animales fueron criados en dehesas y alimentados con bellotas. Su precio va desde los 350 hasta los 1.800 euros.

@victorsanchegojamon Calidades de JAMÓN ⬜️🟥🟩⬛️ Según su precinto. NEGRO – JAMÓN DE BELLOTA 100% IBÉRICO De color negro, precinto que identifica al Jamón de Bellota 100% Ibérico y garantiza que la madre y el padre del cerdo son 100% de raza ibérica inscritos en el Libro Genealógico y que el animal en su etapa de engorde se alimentó de bellotas y otros recursos naturales de la dehesa. ROJO – JAMÓN DE BELLOTA IBÉRICO De color rojo, como la pasión que sientes por su sabor. Así es el precinto del Jamón de Bellota Ibérico, procedente de ejemplares de 75% o 50% raza ibérica, alimentados en su etapa de engorde con bellotas y otros recursos naturales de la dehesa. VERDE – JAMÓN DE CEBO DE CAMPO IBÉRICO De color verde, como el campo donde se crían. Así es el precinto que identifica al Jamón de Cebo de Campo Ibérico, de ejemplares de 100%, 75% o 50% raza ibérica, alimentados a base de pastos naturales y pienso en el campo. BLANCO – JAMÓN DE CEBO IBÉRICO De color blanco, como las vetas que recorren la carne del Jamón Ibérico. Así es el precinto que identifica al Jamón de Cebo Ibérico, de ejemplares de 100%, 75% o 50% raza ibérica, alimentados a base de piensos, cereales y leguminosas en granjas. #jamon #jamoniberico #learnontiktok #victorsanchegojamon ♬ sonido original - 𝐕Í𝐂𝐓𝐎𝐑 𝐒𝐀𝐍𝐂𝐇𝐄𝐆𝐎

El sencillo truco para conservar el jamón una vez cortado

Como las uvas en Nochevieja, el jamón es un indispensable de las fechas navidades. Rara es la familia que no disfruta de una buena pata de cerdo en tan señaladas fechas. Aunque depende del tamaño, lo habitual es que este producto tarde días, incluso semanas en ser consumido al completo. Saber cómo conservarlo es fundamental para no echar a perder uno de los grandes manjares de la gastronomía española.

Tal y como afirman los expertos, la clave para conservar el jamón está en el propio jamón. Lo mejor es utilizar la propia grasa blanca. Para ello, y con la ayuda de un cuchillo bien afilado, se debe "raspar" la zona con sumo cuidado. Esto dejará en el filo una película de grasa que debemos untar por encima de la zona donde se han realizado los últimos cortes.

Posteriormente, debemos cubrir el jamón con papel de horno. El papel se quedará pegado. Luego hay que poner encima un trapo de cocina limpio y seco para protegerlo todo.

La conservación del jamón no acaba aquí. También es fundamental elegir dónde se guarda. Aquí hay varios aspectos fundamentales que no debemos pasar por alto: no debe estar cerca de radiadores ni lugares donde haya cambios de temperatura, no se aconseja que se deje en zonas que sean paso de aire (ventanas y puertas) ni en lugares que le dé directamente la luz del sol.

Este consejo ha sido popularizado por el experto en jamón Víctor Sánchez. Así lo ha revelado a través de sus redes sociales, en las que tiene decenas de miles de seguidores.

Víctor Sánchez también ha advertido que otros métodos tradicionales para conservar el jamón no son adecuados. Entre ellos, taparlo con papel de aluminio, cubrirlo con film transparente o untarlo en aceite.