Hace unas semanas, una conocida mrca de supermercado  en sus establecimientos el huevo a la plancha envasado al vacío. Se vende en bandejas que contienen dos unidades y que tienen un precio de 1,80 euros. Una usuaria de Twitter ha compartido una imagen del producto, por supuesto marca Hacendado, con gran repercusión.

Entre las opiniones hay de todo, pero la mayoría no han recibido muy bien la novedad. Entre los principales argumentos, su precio y su poco compromiso con la sostenibilidad al tener que envasarlos en un plástico. Un nutrido grupo de críticos está seguro que este lanzamiento nos acerca un poco más al fin de nuestra especie. Nunca llueve a gusto de todos

La polémica ha regresado con un producto que vende otro conocido supermercado que se reparte por toda España. "Si os gustaron los huevos fritos envasados, os encantarán los huevos cocidos pelados 😜 Actualizo: Este post era en tono de humor, sin más. Pero parece que está generando debate, así que amplío. Algunas personas defienden que es un producto útil para personas con discapacidad. Desde luego que sí y es estupendo que así sea. Pero la mayoría de estos productos no se desarrollan pensando en eso, sino enfocados al público general: para aportar comodidad y ahorrar tiempo. La comodidad y el tiempo no son motivos menores. De hecho la gran mayoría de los productos que compramos envasados se basan en mayor o menor medida en esas virtudes. Como muchas personas dicen, estos huevos son prácticos si quieres utilizarlos en una merienda o en el trabajo. La pregunta es evidente: ¿por qué los huevos fritos envasados escandalizan y estos no lo hacen en la misma medida?¿Dónde ponemos la línea entre comodidad/ahorro de tiempo/seguridad vs. uso de envases/sensación de "producto para vagos"? ¿Pensarían nuestras bisabuelas lo mismo cuando se comercializó el primer yogur? ¿Qué os parece?", comentan desde una famosa cuenta de Instagram

Muchos comentarios han sido negativos respecto al prodcuto. "Nos extinguimos", aseguraba un usuario. Sin embargo, otros han aplaudido la presencia de este tipo de artículos. "Pues me parece genial, me entra hambre en la calle, por ejemplo, y tengo una opción más saludable que un paquete de patatas fritas." "Pues para preparar una comida rápida, con lechuga y unas cuantas hortalizas tienes una sana ensalada. Mejor eso que un precocinado...", aseguran.