23 de marzo de 2018
23.03.2018

Siete trucos infalibles para quitar las humedades de casa

Estos consejos te ayudarán a evitar los malos olores y otros problemas debidos a las condensaciones

25.03.2018 | 09:51

Tener humedades en casa puede convertirse en una auténtica pesadilla, especialmente para aquellas personas que son propensos a sufrir problemas respiratorios. Su presencia ya no es sólo estética, ya que además de aparecer manchas de hongos o moho, la humedad acarrea otros problemas en la casa como la aparición de malos olores.

Si este es tu problema, no desesperes. A continuación te proponemos una serie de trucos que te ayudarán a reducir las humedades en casa.

Ventila bien la casa


Puede parecer una tontería, pero muchas veces este truco se pasa por alto. Abrir bien las ventanas te ayudará a crear corrientes de aire que evitarán que la humedad se acumule en la casa y que los hongos de desarrollen. En estos días de frío procura ventilar la casa en las horas de sol para aprovechar sus rayos y retener más calor.

Recurre al carbón vegetal


El carbón vegetal o las tizas son algunos de los elementos naturales que pueden ayudarte a reducir el moho en casa, ya que actúan como perfectos absorbentes de la humedad. Prueba a colocar varios trozos de carbón en una estantería y verás cómo el ambiente se vuelve más seco y limpio.

El carbón absorbe la humedad. Getty Images

Evita cubrir la humedad


A veces, con el objetivo de disimular las manchas de humedad que se forman, optamos por cubrirlas con alfombras o muebles que tapen las zonas afectadas. Esto no hará más que empeorar el problema, ya que lo que estaremos haciendo será impedir la circulación del aire y, por tanto, estaremos alimentando el desarrollo del moho.

Tiende la ropa fuera de casa

Uno de los errores más habituales y que facilitan la aparición de humedades es el de tender la ropa dentro de casa. Al secarse, el agua que había en la ropa se acumula en el ambiente, facilitando la aparición de moho y hongos. Puede que no parezca algo dramático ya que muchas veces las señales de esos hongos no se ven a simple vista pero se extienden rápidamente. Además, la misma humedad impide que la ropa se seque correctamente y deja en ella malos olores que son difíciles de eliminar.

Evita tender la ropa dentro de casa. Getty Images

Coloca un extractor de aire en el baño


El baño es, con total seguridad, la parte de la casa en la que más humedad se acumula. Cada vez que nos duchamos, una parte del agua se convierte en vapor que carga el ambiente. Un extractor de aire nos ayudará a absorber este vapor y que no incremente la humedad del domicilio.

Reserva las plantas para el exterior


Las plantas adecuadas pueden purificar el aire de una habitación. Sin embargo, tener demasiadas de ellas en el interior aumenta considerablemente el grado de humedad de la vivienda.

Tener muchas plantas puede aumentar la humedad del ambiente. Getty Images

Alíate con el bicarbonato y el vinagre


Si quieres limpiar la casa con productos que eliminen el moho pero que no sean químicos, lo mejor que puedes hacer es mezclar vinagre y bicarbonato en un pulverizador. Rocía la solución sobre las manchas de humedad (ya sean paredes, azulejos, etcétera) y déjalo actuar durante al menos media hora. Después frota la superficie, enjuágala y sécala bien. Repite el proceso varios días hasta que la mancha vaya a menos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Magazine