06 de febrero de 2019
06.02.2019

Cinco trucos básicos para empapelar una habitación

Una tarea que, de primeras, parece complicada puede convertirse en una técnica de lo más sencilla

06.02.2019 | 13:51
Una pared decorada con papel pintado.

Si estás pensando en darle un nuevo aire a tu hogar y has optado por el papel pintado para tus paredes, te interesarán las siguientes líneas. A la hora de empapelar las paredes de una habitación hay que llevar a cabo una serie de tareas de preparación, para que el resultado sea el ideal.

El papel pintado es una de las mejores opciones de bricolaje para darle un nuevo aire a tu hogar. Elige el papel que más te guste y ponte manos a la obra con el papel pintado siguiendo los siguientes trucos para evitar disgustos y facilitar tu tarea.

Preparar la pared


El primer paso a la hora de empapelar una habitación es limpiar bien el espacio en el que se va a colocar el papel pintado. Si se trata de una pared en la que previamente ya había papel pintado, tendrás que retirarlo por completo y dejarlo totalmente limpio. De lo contrario, el nuevo papel se levantará y no conseguirás tu objetivo.

SHUTTERSTOCK

Si, por el contrario, se trata de una pared pintada simplemente tendrás que limpiar bien con un paño un poco húmedo. De esta manera, retirarás el polvo o pequeñas partículas que se pudiesen encontrar en la misma.

Cortar antes


Para facilitar el pegado del papel pintado lo mejor es medir antes los espacios, para así poder cortar los pliegos que después pegaremos. De esta manera, tendrás los cortes preparados una vez empieces con el empapelado. Este paso te facilitará su posterior instalación.

Pegar de arriba a abajo


A la hora de pegar el papel pintado lo mejor es realizar el trabajo de arriba hacia abajo. Este método de empapelado te servirá para evitar las temidas burbujas. Ayúdate de una espátula y ve bajando poco a poco en tu aplicación.

SHUTTERSTOCK

No montar los pliegos


A medida que vayas avanzando con el empapelado tendrás que ir sumando pliegos. Lo mejor es pegarlo uno al lado del otro, sin que éstos se monten. Con esta técnica evitarás que luego el papel se levante en la parte en la que coinciden los dos pliegos.

Repasa con el rodillo


El rodillo será tu mejor aliado cuando recurras al papel pintado para decorar tus paredes. Este elemento te servirá para ir pegando bien las porciones de pared y dejarlo bien sellado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Magazine