El original se lanzó hace años y se popularizó tanto que hasta le han salido competidores. La llamada "piedra de limpieza" (que no es más que una especie de pasta o crema que se aplica en diferentes superficies para limpiar), divide a los consumidores entre quienes alaban la efectividad de ciertas marcas y quienes aseguran que no se nota la diferencia. En los foros de internet relacionados con la limpieza es una de las cosas de las que más se habla y se discute. ¿Hasta que punto merece la pena el gasto de dinero en algunos casos elevado para ser un producto de limpieza? Lo cierto es que hay opiniones para todos los gustos.

"Yo la suelo utilizar para los culos de las sartenes y para las zapatillas deportivas y para eso va genial", aseguraba hace tiempo una de las compradoras de este producto en un foro de internet. No es la única que alababa la eficacia del producto al que muchos recurren, aseguran quienes lo han probado, para zonas como los azulejos. "Yo no he notado casi nada", matiza otra usuaria recomendando a todo el mundo que en su lugar sustituya este producto por otros como el vinagre de limpieza combinado con bicarbonato (es otra de las mezclas más comentadas y de la que también te hablamos hace tiempo en nuestra sección de Decoración dentro de los trucos de limpieza). "Para mi es la desilusión del año", comentaba una tercera limpiadora.

"Depende de la marca que elijas porque muchas veces de una a otra los resultados cambian mucho da igual como la uses, si es una imitación mala o algo así no te va a dar buen resultado", confirmó otra usuaria de las redes sociales. Pero ojo, matizaban algunas, que sea la marca más cara no significa que sea la más eficaz. Todo depende también, en buena lógica, de lo sucia que esté la zona que se va a limpiar.

Recuerda que de forma periódica puedes acudir a nuestra sección de Decoración para entrarte de todos los trucos de limpieza que te proponemos. Se trata de pequeños consejos que se encuentran en diferentes foros y páginas web y con los que vas a conseguir una limpieza excepcional y tener la casa más ordenada. Recuerda que no es necesario para nada que gastes mucho dinero o que inviertas mucho tiempo para tener tu casa lista. Basta con que sepas afrontar las tareas del día a día con eficacia y con las herramientas más recomendadas.