11 de abril de 2019
11.04.2019

El producto de moda que más compradores usan para dejar la mampara de la ducha como nueva

Se trata de un componente fácil de encontrar y al alcance de cualquier bolsillo

11.04.2019 | 18:53
El producto de moda que más compradores usan para dejar la mampara de la ducha como nueva

Son uno de los rincones del baño más difíciles de limpiar y que más quebraderos de cabeza da a quienes deben enfrentarse a las labores del hogar. Las mamparas de las duchas se llenan de restos de cal y también de residuos y aceites que dejan el jabón, el acondicionador y otros productos de higiene personal.

Existen dos tipos de mamparas, de plástico y otras de cristal. Ambas sufren con el paso del tiempo, el uso y la humedad, si bien las de cristal son más fáciles de limpiar. Como para cada rincón del hogar existen diferentes tipos de jabones, líquidos y sistemas de limpieza. En varias ocasiones te hemos contado el poder del amoniaco o del bicarbonato, pero en esta ocasión podemos contar con un producto muy fácil de encontrar y además económico.

El alcohol de limpiar, que puedes encontrar en cualquier supermercado, te ayudará a dejar tu mampara como nueva. Además, este alcohol te permitirá desinfectar y dejar libre de bacterias una de las zonas más usadas de la casa, la ducha. Este tipo de alcohol tiene la particularidad de no manchar ni deteriorar los materiales sobre los que actúa pues no es corrosivo. Te aconsejamos que para un mejor funcionamiento del líquido dejes actuar durante unos 5 minutos a sus propiedades. Después solo tenemos que quitar con agua o un trapo húmedo los restos que queden.

Si pese a limpiar nuestra mampara con una regularidad óptima no logramos quitar los restos de cal podemos recurrir a otro remedio casero que podría acabar de una vez por todas. Para ello debemos usar una mezcla con tres partes de vinagre, una de agua y dos cucharadas de bicarbonato y lo que es más importante, un poco de zumo de limón. Esta mezcla reaccionará contra la cal y hará que sus restos salgan fácilmente.

Un truco adicional es el de pasar un trapo seco por la mampara una vez nos hayamos duchado. También ayudas gestos sencillos como el de abrir puertas y ventanas para que la humedad no se impregne en los cristales. También debes tener en cuenta los carriles por los que se mueve la misma mampara o en su defecto en los que esté instalada. Aquí la suciedad y los gérmenes pueden quedarse impregnados si no les prestamos su debida atención.

Por último, si decides comprar un producto especial para el que cuidado de tu mampara asegúrate de que es apto para la superficie que deseas limpiar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Magazine