12 de abril de 2019
12.04.2019

Estas son las plantas más resistentes para dar vida a tu balcón o terraza

Ejemplares perfectos para llenar de color y vida una de las partes más olvidadas de la casa

12.04.2019 | 11:49
Plantas que apenas requieren cuidados

Con la entrada de la primavera llega el buen tiempo, el calor y las nubes dejan paso al cielo despejado. El frío y lluvioso invierno, menos frío y lluvioso este año, concluye y comienza la que para muchos es una de las estaciones más alegres del año.

Las terrazas de los establecimientos se llenan de personas que aprovechan los rayos de sol para disfrutar de lrefrescantes bebidas rodeados de amigos o familia. Las playas comienzan a lucir huellas humanas que anuncian el fin de la paz de la que disfrutan muchos surfistas en los meses más fríos.

Pero, sobre todo, donde mejor se aprecia el inicio de la primavera es en los jardines y terrazas, que se llenan de plantas que lucen sus flores más coloridas y espectaculares. No obstante, no siempre es tarea sencilla hacer que las plantas de nuestras terrazas crezcan y den lo mejor de sí. Por ello, es de vital importancia seleccionar plantas sencillas y resistentes, que no precisen de cuidados sofisticados, para que tu balcón o terraza sea una obra de arte con muy poco esfuerzo. Aquí acercamos algunos ejemplares que pueden adornar tu hogar sin morir en el intento:

Hibisco

Una fotografía de un Hibisco. ShutterStock

Esta planta, conocida también por el nombre de Rosa de China, es una opción perfecta para dar un toque mediterráneo a tu patio gracias a su estallido floral. Esta planta de hoja perenne luce unas preciosas flores con forma de embudo y de diversos colores dependiendo de la variedad. Rojas, amarillas, anaranjadas, rosas, blancas, azules o moradas. Normalmente es en verano cuando esta planta luce en su máximo esplendor, pero para que tenga una floración realmente explosiva debería podarse en primavera.

Las heladas no son buenas compañeras de el Hibisco y debe disponer de un lugar bien iluminado, donde los rayos del sol puedan llegar a ella. A pesar de que en invierno no necesita apenas ser regada, en verano requiere de abundante agua, aunque nunca se debe encharcar el suelo.

Petunia

Durante la floración, la petunia necesita riegos abundantes y diarios, algo que ocurre en primavera y verano. Es importante tener cuidado al verter el agua para no mojar las flores y hay que evitar hacerlo durante las horas más soleadas. Sin embargo, en comparación con otras plantas similares, las petunias necesitan menos agua. Abonar cada quince días la planta supondrá una buena ayuda.

Los tonos más comunes de las flores de esta planta son los rojos y rosas. También hay azules, violetas o con franjas en dos colores.

Jazmín

Un ejemplar de jazmín. ShutterStock.

El jazmín es un tipo de planta trepadora que podemos utilizar para, además de embellecer cualquier tipo de superficie, inundar de un peculiar aroma dulce su entorno. Sus pequeñas flores, comúnmente de color blanco, pueden ser también rojizas o amarillas.

A la hora de decidir el lugar donde colocar el jazmín, hay que prestar atención y elegir bien para que no le dé el sol directamente. Por lo que, un lugar en semisombra puede ser una gran opción. Las bajadas de temperatura también las soporta bien, solamente se debe cubrir sus raíces con un acolchado.

Geranio hiedra

Una foto de un ejemplar de geranio. ShutterStock

Esta planta originaria de Sudáfrica es una de las candidatas para ser la reina de cualquier balcón. Sus resistentes flores de porte colgante ofrecen un gran colorido y volumen al balcón o terraza. Sobre todo en verano, que es la época en la que ocurre su máxima floración.

Es muy recomendable que el geranio reciba luz directa del sol para que aumente su floración, salvo en las horas más calurosas del día. En primavera hay que regar esta planta con frecuencia, al menos dos veces por semana, aunque en otras épocas del año bastaría con una. Al igual que ocurre con otras plantas, es recomendable realizar una poda en primavera para que florezca con más fuerza en verano.

Uña de gato

Una foto donde se aprecian plantas uñas de gato. ShutterStock

Llama la atención las peculiares flores rojas, naranjas, blancas o violetas, entre otras, dependiendo de la variedad. Su porte rastrero las hace idóneas para cubrir diferentes zonas y lucen en su máximo esplendor los meses de abril y mayo. Aunque no necesita de demasiados cuidados y es una planta muy resistente, una forma de ayudar a que su floración sea mayor, es retirando las flores marchistas. Se trata de un tipo de planta que aguanta bien el sol, pero las heladas las soportan peor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Magazine