23 de abril de 2019
23.04.2019

La piedra con la que dejarás el fregadero de la cocina y la vitrocerámica como el primer día (y sin esfuerzo)

Una forma sencilla y rápida de limpiar la suciedad

23.04.2019 | 17:55
La piedra con la que dejarás el fregadero de la cocina y la vitrocerámica como el primer día (y sin esfuerzo)

Es una de las tareas más importantes del hogar y la que más pereza y tedio causa para la mayoría de los mortales: la limpieza del hogar. No obstante, se tratar de una rutina fundamental para mantener la higiene del hogar y que también es necesario para nuestra salud. Las tareas de limpieza nos quitan de nuestro tiempo de ocio y sacrifican esos escasos ratos libres y de paz que se tienen en el hogar por un bien, que, en el fondo, es capital para nuestro día a día. Limpiar no es sinónimo de perder las horas frotando con esfuerzo armado con un sinfín de productos químicos para las diferentes partes de la casa. Existe multitud de trucos caseros y económicos con los que podemos dejar nuestra casa reluciente y apenas sin esfuerzo (en este enlace te hablamos del producto que tienes en casa con el que dejarás los cristales y los espejos relucientes y sin esfuerzo).

Hay partes del hogar que requieren más esfuerzo que otras dado que acumulan un mayor número de bacterias y humedad: se trata de la cocina y el cuarto de baño (en este enlace te hablamos del sencillo método casero con el que dejarás el inodoro como nuevo en un minuto). Para conseguir dejar nuestro fregadero, vitrocerámica u otras partes de nuestra cocina y baños como nuevas, existe un producto que cada vez recomiendan más los expertos en limpieza (en este enlace te mostramos la pasta de jabón de la que todo el mundo habla más usada en la limpieza doméstica). Se trata de la "fantástica piedra blanca". Se trata de un producto natural y biodegradable que se puede aplicar a todo tipo de superficies. Su composición lo convierte en algo seguro en caso de que haya niños o mascotas en el hogar. Además, no daña la piel y no se seca por la falta de uso, por lo que mantiene la durabilidad durante meses.

Esta piedra se puede emplear para limpiar metales como el oro, la plata, el cobre, el latón o el aluminio. Además, también es muy útil para aplicar en superficies difíciles de limpiar como el vidrio, los espejos, el mármol, el granito o el cuarzo. En cuanto a los muebles del hogar, la piedra blanca se recomienda para dejar como nuevas superficies como las encimeras, los fregaderos, el horno, los grifos, la vitrocerámica, la ducha o las ventanas, entre otros.

A la hora de limpieza, los remedios más sencillos pueden facilitar mucho la labor de esta tarea y conseguir resultados sorprendentes. En nuestro propio hogar podemos encontrar aliados que pueden hacer de esta labor algo sencillo y económico (en este enlace te hablamos del producto que debes usar para limpiar tu nevera y que quede como nueva).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Magazine