12 de junio de 2019
12.06.2019

El truco definitivo (y barato) para eliminar la suciedad de la cocina con una bayeta y una sencilla mezcla casera

También es muy útil para dejar el baño reluciente

12.06.2019 | 12:37
El truco definitivo (y barato) para eliminar la suciedad de la cocina con una bayeta y una sencilla mezcla casera

La escena se repite prácticamente en todos los hogares. Terminas de hacer la comida o la cena y después toca limpiar la encimera, la vitrocerámica y fregar los platos o, al menos, aclararlos para que no se ensucien en la pila (en este enlace te hablamos de la piedra con la que dejarás el fregadero de la cocina y la vitrocerámica como el primer día y sin esfuerzo). A la hora de realizar esta tarea no es necesario armarse con un kit de incontables productos de limpieza destinados para cada parte del hogar ni realizar un excesivo gasto económico en el supermercado. Dentro de nuestra propia casa podemos encontrar diferentes productos con el que realizar la limpieza de una forma sencilla y efectiva (en este enlace te mostramos la mezcla casera más utilizada para acabar con los malos olores en el baño).

Para deshacerte de la grasa que se acumula tanto en la cocina como en el fregadero después de cocinar, existe un aliado fundamental con el que conseguir quitar los malos olores y dejar la superficie reluciente: el vinagre. Este producto cuenta con una composición que lo convierte en un potente desengrasante y desinfectante. A través de un pulverizador, aplicamos el vinagre por la superficie que deseemos limpiar y, frotamos y dejamos actuar el producto (en este enlace te mostramos el producto de limpieza que ha vuelto a venderse y que se recomienda para quitar la grasa).

Lo ideal para limpiar utilizando el vinagre es emplear una bayeta de microfibras, un elemento que se ha convertido en uno de los productos más demandados y recomendados por los expertos en limpieza (en este enlace te hablamos de la bayeta milagrosa de la que todo el mundo habla y que arrasa en ventas en supermercados). Esta bayeta se puede usar en todo tipo de superficies. No acumula suciedad, ni se desgasta después de lavarla varias veces.

Además, la fibra absorbe el doble que el algodón y no deja ningún tipo de resto pese a realizar varias pasadas con ella. Su material absorbente hace que esta bayeta también se puede utilizar a la hora de limpiar cristales, espejos o materiales más delicados, logrando un efecto limpiar que no raya los muebles. Al impregnar esta bayeta con el vinagre conseguiremos un potente aliado contra la suciedad con el que dejar en un par de pasadas cualquier superficie reluciente y desinfectada, al tiempo que evitamos el uso de productos químicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Magazine