Queda prácticamente un mes para disfrutar de la llegada del verano. Una época en la que que queremos legar en la mejor forma posible y en la que, también, descuidamos un poco la línea.. No obstante si te puedes cuidar controlando tu alimentación y adelgazar de una forma sencilla y sin pasar hambre.

Comer sano no significa, ni muchos menos, pasar hambre. Existen multitud de alimentos sanos que no solo te ayudarán a encontrarte mejor, sino que también te saciarán. Si además, eres de lo que te gustan los postres o desayunar y merendar algo que no sea salado, mucho ojo a esta receta que te proponemos: un sano y riquísimo bizcocho de plátano y chocolate que te alegrará los desayunos o las meriendas y que también es perfecto para los tentempiés de los más pequeños.

¿Qué ingredientes necesitamos?

Toma nota: -3 huevos -2 plátanos maduros -1 yogur natural sin azúcar -200 gramos de azúcar moreno -350 g de harina integral -150 ml de aceite de oliva -1 cucharadita de extracto de vainilla -40 g de cacao puro en polvo -Levadura y sal -Pizca de sal.

¿Cómo lo preparamos?

En un bol echa el azúcar, los huevos batidos, la vainilla, el aceite, el yogur y el plátano machado previamente y bate hasta conseguir una pasta.

Después agrega al bol el cacao, la harina, la sal y un sobre de levadura pasando todo previamente por un colador y bate. Unta de mantequilla el molde donde vas a hacer el bizcocho y vierte la masa después en él.

Hornea a 180 grados durante unos 25 minutos o hasta que al pinchar un tenedor este salga limpio. De esta forma ya tendrás listo este delicioso bizcocho con el que sorprender en casa y a tus invitados.

Recuerda que nuestra sección de gastronomía te proponemos los platos más ricos y saludables para hacer en tu cocina e incluso para perder peso. Hace poco te mostrábamos la sencilla receta de brioche de chocolate con la que podrás volver a la infancia en unos minutos. Recuerda que para este tipo de recetas no es necesario que tengas una preparación previa ni que te esfuerces en exceso. Tratamos de ofrecerte siempre recetas que sean fáciles y que puedas llevar a cabo sin complicarte y sin tener demasiados "aparatos" en la cocina. Cualquiera puede convertirse en todo un chef siguiendo estas sencillas instrucciones.