La cocina es una de las habitaciones más populares de la casa. Algunas personas sólo la utilizan para sentarse a la mesa y comer, mientras que a otras les gusta pasar el tiempo delante de los fogones y preparar deliciosas comidas para toda la familia. Para los amantes de la cocina, es fundamental tener a su disposición materias primas de calidad, pero también utensilios y objetos que ayuden y faciliten su trabajo. No sólo ollas, sartenes y cacerolas de los mejores materiales. Pero también tablas de cortar, cuchillos profesionales, cucharones, etc.

Por eso, para cocinar con gusto y sin estrés, es importante tener un espacio organizado y utilizar los utensilios adecuados. Un elemento que a menudo se desprecia o se deja en un cajón es el propagador de llamas. Hablamos de una herramienta muy económica que, si se utiliza de forma correcta, puede convertirse en un gran aliado en la cocina. Pero, ¿cómo se utiliza?

Te explicamos en 30 segundos el truco para que la comida quemada no se pegue en ollas y sartenes

Te explicamos en 30 segundos el truco para que la comida quemada no se pegue en ollas y sartenes A.D.

El propagador de la llama es un disco metálico, o uno provisto de una malla de acero, que debe colocarse en la cocina de gas. A continuación, se coloca la sartén sobre ella. Puede parecer un objeto inútil, pero en realidad tiene la misión de distribuir el calor de manera uniforme. De este modo, los alimentos no se pegarán al fondo ni a las paredes de la sartén. Esto garantizará que los alimentos se cocinen correctamente y evitará que el fondo de la sartén se ennegrezca y se dañe. El esparcidor de llama es muy útil para la cocción lenta que lleva mucho tiempo. Por ejemplo, la preparación de salsa de carne y legumbres. Es un valioso aliado, sobre todo si utiliza ollas de terracota, cerámica o vidrio.

Otros consejos útiles

Para cocinar perfectamente los alimentos y evitar que se quemen, es necesario utilizar un esparcidor de llama. Hay varios materiales y modelos disponibles en el mercado. Hierro fundido, acero, aluminio, etc. Hemos visto que el esparcidor de llama es un objeto útil para ser utilizado durante la cocción lenta y prolongada. Por lo tanto, no debemos utilizarlo en preparaciones rápidas que requieran un fuego muy vivo. Para lavar este artículo, hay que utilizar un simple detergente lavavajillas. Pero también el bicarbonato de sodio y el vinagre son útiles para eliminar las manchas y darle brillo.