El váter es, sin duda, una de las partes del baño, y de la casa, que más suciedad acumula. En él aparecen gérmenes, bacterias y suciedad con facilidad, por lo que limpiarlo con regularidad es una tarea de obligado cumplimiento. Para limpiar el váter existen multitud de productos, no obstante, también hay muchos trucos que te ayudarán a limpiarlo mientras ahorras dinero. Te desvelamos los tres mejores.

Consejos básicos

Antes de nada, debes saber que el fondo del váter se limpia en la mayoría de ocasiones con el propio arrastre del agua en el momento de tirar la cadena y limpiar el fondo, por lo que no deberás de dedicar mucho tiempo a esta parte. Sin embargo, no podemos olvidarnos de las paredes y, en algunas ocasiones, el fondo, para las que se recomienda usar la escobilla o una bayeta.

Los mejores trucos para limpiar el retrete

Estos son los tres mejores trucos caseros para limpiar el váter.

Esmalte de uñas

Es muy útil si se quiere evitar que salgan manchas en las partes cromadas, como puede ser el botón de la cisterna o los enganches del asiento. Simplemente hay que esparcir el esmalte de uñas transparente en las partes y dejar durante varios minutos que actúe.

Coca- Cola

Puede parecer raro, pero la Coca-Cola, o cualquier refresco parecido, es muy útil para limpiar la taza del váter. Simplemente hay que echarla y dejar que actúe durante unos minutos. Transcurrido este tiempo, hay que aclarar y frotar la taza. Este truco sirve sobre todo para quitar marcas de agua y óxido.

Bicarbonato, vinagre y zumo de limón

Este truco sirve para limpiar el fondo negro del retrete. Simplemente hay que mezclar un vaso de vinagre con dos cucharadas de zumo de limón y otras dos de bicarbonato. Se remueve la mezcla y se echa sobre la zona y se deja durante media hora que actúe. Transcurrido este tiempo hay que frotar con la escobilla y, si así no se limpia, se debe frotar con un estropajo.