Ikea es una de las cadenas de muebles con más clientes de todo el país. Su éxito ha radicado en buena medida tanto en su forma de vender como en sus modelos clásicos que no pasan de moda y otros más innovadores. Además, los precios bajos son también parte de su seña de identidad. Una seña que combinan con el “hazlo tú mismo”. De hecho, todos los muebles de esta marca sueca juegan con la facilitad de su montaje para que los clientes traten de hacerlo ellos mismos en su casa.

La fidelización a través del programa Family y sus folletos de descuento son también algunas de las características más destacadas de esta cadena de muebles sueca. De hecho, ha lanzado una oferta a los socios del club family en el que pueden conseguir 40 euros de descuentos por compras superiores a 250 euros en una selección de muebles de exterior. Bancos de madera, mesas, tumbonas. Diferentes para preparar nuestra terraza o jardín para los cálidos meses de verano.

De toda la cantidad de productos que la marca comercializa, lo normal es que algunos triunfen más que otros. A menudo, si estás atento, incluso podrás encontrar una pequeña rebaja en aquel mueble que tanto tiempo llevabas buscando, y toda rebaja es significativa. Esto es lo que ha ocurrido con uno de sus más vendidos. La mesa de almacenaje “kvistbro” puede ser obtenido a través de la web de Ikea con diez euros de rebaja, lo que sitúa su coste en 29 euros.

Con un diseño muy atractivo y en color blanco o rosa, el artículo está compuesto por una estructura de alambre que funciona a modo de caja para almacenaje, y una tapa que le aporta la función de mesa sobre la que podrás una lámpara de mesita de noche, tu libro de sobremesa o cualquier artículo que necesites tener a mano. Es una mesa ligera y fácil de transportar cuyo diseño además la convierte en apta para cualquier estancia de la casa.

Una opción responsable con el medio ambiente

En favor de la sostenibilidad, Ikea ofrece una alternativa a los productos sumamente nuevos, su “Circular Hub”, una opción de segunda oportunidad para aquellos muebles descatalogados, de segunda mano o ligeramente dañados que permitirán al comprador ahorrarse un dinero mientras contribuye a cuidar el medio ambiente.