Poner hielo debajo de la cama: adiós a las noches de calor sin usar el aire acondicionado

Se acabo el no pegar ojo en toda la noche

Poner hielo debajo de la cama: adiós a las noches de calor sin usar el aire acondicionado

Poner hielo debajo de la cama: adiós a las noches de calor sin usar el aire acondicionado / Gus Gan

M. R.

Hoy ha empezado oficialmente el verano, aunque el calor no hace demasiado caso al calendario que tenemos colgado en la pared. Se podría parafrasear el famoso anuncio con una frase como "Cuando llega el calor, llega". Lo cual, para tantos a los que no les gusta, es una auténtica tortura.

No sólo porque trae como dote mosquitos, que, sinceramente, son una gran molestia. El problema es que el exceso de calor convierte algunos hogares, sobre todo en las ciudades, en auténticos hornos. Uno espera que los ventiladores puedan ayudarnos, pero, en realidad, no siempre consiguen su propósito. Ahí es donde el aire acondicionado se convierte en una ventaja para quienes disponen de él. El problema es que dejarlo encendido tiene un coste nada desdeñable en la factura. ¿Quieres tener la casa fresca sin tener que encender el aire acondicionado? Se puede hacer, empezando por comprar un helecho. De hecho, no todo el mundo sabe que esta planta es la número uno para mantener la casa fresca. Actúa casi como un humidificador del aire, por eso tanta gente la tiene en casa.

Otra táctica, también para ahorrar dinero, es apagar los aparatos electrónicos. Cuando funcionan, sobre todo de noche, siguen desprendiendo calor. Y, hablando de bombillas, en verano son preferibles las fluorescentes y no las incandescentes.

¿Quieres tener la casa fresca sin tener que encender el aire acondicionado? He aquí el increíble truco que enfría el aire

Entonces, ¿cuál es el ingenioso truco para tener una casa más fresca sin aire acondicionado? Necesitas un ventilador, de los que se ponen en la mesita del café, para que corra un poco de aire. Muchos, quizás, los ponen al lado de la cama, para tener un poco de confort.

Pues bien, para que sea más eficaz, debemos coger un barreño y llenarlo de cubitos de hielo. En este punto, debemos colocarlo exactamente delante del ventilador. De esta forma, cuando lo pongamos en marcha, interceptará, con el ventilador, el vapor frío del hielo, esparciéndolo por toda la casa. Fresco, sin coste alguno. Una buena solución, que no cuesta nada. Al fin y al cabo, gracias a un cubito de hielo podemos pasar incluso la prueba del bañador. ¿Lo sabías?