Adiós a los hilos sueltos del sofá: la solución con cuchilla y tijeras que lo dejará como nuevo

El sencillo método para los arañazos que desconocías

Si tienes mascotas, seguramente este problema te resulte habitual. Volvemos a casa después de un largo día de trabajo y nos encontramos el sofá algo distinto a como lo dejamos. Pueden ser varias las opciones: o nuestra mascota se ha quedado a gusto sobre nuestro mueble o ha decidido morderlo hasta generar un estropicio. No necesariamente deberás tirarlo a la basura; aquí te dejamos la fórmula para recuperar su aspecto.

Debes tener en cuenta que ante los ataques que destrocen la tapicería por completo hay poco que hacer, a no ser que decidamos ponernos manos a la obra y decidas dedicarle mucho tiempo. Aquí te dejamos un truco para los clásicos hilos sueltos que suelen formarse en los sofás de tela con el paso del tiempo.

No más arañazos

Ya sea tu perro, tu gato o algún mueble astillado, lo más normal es que tu sofá se vaya desgastando con el paso del tiempo y debas buscarle una solución efectiva para darle el mejor aspecto posible. En el caso de las mascotas, sobre todo los felinos, suelen usar este mueble para rasca las uñas y, por lo tanto, lo deshilachan en seguida. Pues bien: tan solo necesitas unas tijeras y una cuchilla de afeitar de las de usar y tirar. Será tan sencillo como cortar los hilos más largos y pasar la cuchilla en el trozo restante. Es un proceso muy similar a cuando quitamos las bolas y pelusas de nuestros jerséis viejos.

Ya que estás, podrías aprovechar para dejar como nueva la tapicería. Aunque pienses que sacarle brillo a tus sofás es muy complicado, hay trucos que te podrán hacer la labor mucho más sencilla. Tan solo tendrás que echarle un poco de imaginación. Si no tienes ninguna idea, puedes echar un vistazo a nuestra sección de Decoración para obtener el mejor resultado posible a base de consejos caseros, poco dinero y elementos que todo el mundo tiene por casa.

Si quieres limpiar tu sofá para dejarlo como nuevo, primero debes hacerte una pregunta: ¿Puedo quitarle las fundas? Si la respuesta es afirmativa, desnuda los cojines y échalos a lavar. Las partes que hayan quedado sin limpiar -o las tapicerías que no puedas quitar- también tienen una solución. Aunque te suene un poco extraño, tan solo necesitarás una tapa de olla; así que acércate a la cocina y coge una de estas junto con una bayeta de microfibra.

Cubre la olla con la bayeta y utiliza el mismo método de limpieza que utilices habitualmente. Este útil de cocina te ayudará a ejercer presión sobre el sofá y, por lo tanto, sacar los restos incrustados con mucha más facilidad. Presiona de abajo a arriba y verás como todo lo que va saliendo es agua oscurecida por toda la basura acumulada.