28 de febrero de 2012
28.02.2012
 

El triunfo del blanco y negro

Angelina Jolie deslumbra con un Versace de atrevida apertura y Paltrow vence en elegancia con un Tom Ford

28.02.2012 | 01:00
El triunfo del blanco y negro

Aunque lo más vitoreado de la alfombra roja de esta edición número 84 de los premios más prestigiosos del séptimo arte haya sido la espectacular pierna de Angelina Jolie, el «Oscar» a la elegancia de parte es para... ¡Gwyneth Paltrow!

La actriz llegó pisando fuerte con un vestido capa de escote asimétrico, en color blanco y firmado por Tom Ford. Además, las joyas que la rubia lució fueron el complemento ideal para hacer de su look un sueño hecho realidad.

Pisándole los talones apareció Milla Jovovich deslumbrando con un Elie Saab asimétrico con aplicaciones de strass en tono perla. Michelle Williams, gracias a un Louis Vuitton palabra de honor, en tono rojo anaranjado que se entallaba en la cintura con un maxivolante, acertó plenamente. Otra de las grandes protagonistas fue Rooney Mara. De blanco radiante con un Givenchy de gran escote y encolado, la actriz de «Los hombres que no amaban a las mujeres» se afianzó en elegancia.

Cerrando el «top five» tenemos a una espléndida Angelina Jolie, quien llegó como una mujer fatal gracias a un Atelier Versace negro con peligrosa abertura lateral. La novia de Brad Pitt posó con seguridad y aires de grandeza frente a los fotógrafos, que se quedaron eclipsados por su escultural pierna.

Emma Stone fue otra de las actrices que decidió ir acorde con el color de la alfombra. Con un diseño plisado de Giambattista Valli, con escote halter, detalle de gran lazo en el cuello y cintura entallada, la intérprete consiguió entrar en el ranking de las más destacadas.

Natalie Portman se mimetizó con el ambiente. Se respiraba cierto anhelo de tiempos pasados, así que la actriz decidió enfundarse en un maravilloso Christian Dior vintage, del año 1954 nada más y nada menos, palabra de honor con vuelo en rojo y estampado de topitos negros. Las joyas, espectaculares. De blanco y negro con detalles de hojas doradas bordadas en hombros y cintura fue Sandra Bullock luciendo un vestido de corte sirena y gran cola. Apostando por el siempre acertado negro, Melanie Griffith, quien, mucho más vistosa que en los «Goya», lució un sencillo traje con escote asimétrico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine