30 de mayo de 2012
30.05.2012

Una estrella con apellido asturiano

Dominik García Lorido, hija de Andy García y María Victoria Lorido, con abuelos de Taramundi, estrena la serie «Magic city»

30.03.2012 | 02:00
Dominik García Lorido. / efe

Ha nacido una nueva estrella, y su estela familiar la engarza con Asturias. Dominik García Lorido, hija del actor Andy García y de María Victoria Lorido, «Mariví», cuyos abuelos eran asturianos, es una de las protagonistas de una de las series más ambiciosas de la temporada en la televisión de Estados Unidos: «Magic city», un viaje en el tiempo a Miami al comienzo de la revolución castrista en Cuba.


Los vínculos asturianos de Dominik quedaron aclarados en una visita de su padre a España por motivos profesionales, cuando explicó que «los abuelos de mi señora, Mariví Lorido, son de Taramundi, y allí vive gran parte de su familia, pero nunca hemos estado. Tenemos planes de hacer un viaje familiar para conocer aquello... Sé que el abuelo de mi mujer tiene allí hasta un busto, porque ayudó a hacer la iglesia del pueblo».


La trama de la serie se desarrolla en el lujoso hotel Miramar Playa en Miami Beach, centro del esplendor inmobiliario de reciente construcción donde confluyen famosos, mafiosos, millonarios y agentes de la CIA, lo que genera un cóctel potencial para conflictos. Jeffrey Dean Morgan («Watchmen») y Olga Kurylenko («Quantum of solace») interpretan a la pareja al frente del hotel y encabezan una serie creada por Mitch Glazer, autor del guión, y que, según García Lorido, carece de tintes políticos pese a tener muy presente el ascenso al poder de Fidel Castro en Cuba. «Se cuentan los hechos», dijo la actriz, que insistió en que la historia de «Magic city» versa sobre el crimen organizado en Miami y que Glazer «tiene un gran respeto por la historia de Cuba para mostrarla con fidelidad». García Lorido interpreta a la única cubana en la serie, Mercedes, una joven amiga de los hijos del dueño del hotel que estudia para convertirse en azafata de aerolínea y trabaja como asistenta en el establecimiento. Sus sueños de viajar y conocer mundo se verán alterados al perder el contacto con su madre debido a la revolución en la isla caribeña.


En lo personal, la actriz aseguró que más allá del desafío artístico que supone «Magic city», el proyecto tiene un fuerte componente emocional. «Todo aquello que pasó (la revolución castrista) está aún muy vivo en mi familia, y poder interpretar a una mujer afectada por eso en aquel momento es algo que está muy cerca de mi corazón», explicó García Lorido.


Recordó que sus abuelos se instalaron en Miami debido al cambio de Gobierno en Cuba y que sus padres aún nacieron en la isla, aunque se criaron entre Miami Beach y Cayo Vizcaíno. «Antes de grabar la serie fui a ver a mi abuela y me senté con ella para ver fotos y hablamos de las joyas que se llevaban», dijo la actriz, que avanzó que el primer capítulo transcurre en el momento en el que el ex presidente, Fulgencio Batista, abandona la isla. El componente histórico está igualmente muy presente a la hora de ambientar los decorados y el vestuario, en el que el equipo de producción puso mucho empeño, según contó García Lorido.


«Son muy precisos, está todo adaptado a la época», señaló, y explicó, por ejemplo, que la ropa interior que se emplea y no se ve en pantalla es idéntica a la de los años 50 y 60.


A pesar de la fama mundial de Andy García, su hija ha logrado vivir de forma discreta apareciendo en producciones independientes, algo que teme que pueda cambiar a partir de ahora. «Nunca he trabajado para algo tan grande. Se va a poder ver en televisión y la exposición al público va ser muy grande. No estoy acostumbrada. La idea de ser famosa no es algo que me parezca real. El caso es que he crecido con alguien que es muy conocido, pero cuando se trata de mí no me siento de esa forma para nada», afirmó.


La primera temporada de «Magic city» se estrenará el 6 de abril en Starz, el canal ya ha dado luz verde a una segunda temporada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook