17 de marzo de 2014
17.03.2014

El pescador que sobrevivió un año en el mar conoce a la familia de su compañero muerto

17.03.2014 | 01:41
Alvarenga a su llegada a Tapachula.

El pescador salvadoreño José Salvador Alvarenga, que dice haber pasado más de un año a la deriva, cumplió ayer una promesa que hizo a su compañero mexicano de infortunio, Ezequiel Córdova Ríos, antes de que muriera en medio del océano. Y la promesa consistía en contarle a la madre, Rosalía Ríos, los últimos momentos de su hijo y las palabras que le dedicó antes de que pereciera en aguas del Pacífico, en una travesía que comenzó en México y terminó en las Islas Marshall, a 13.000 kilómetros de distancia. Después de pasar cuatro meses juntos en la misma embarcación, su amigo pereció mientras los dos estaban a la deriva, y su cuerpo lo echó al mar tres días después de que muriera, según contó Alvarenga en la ciudad natal de su compañero, Tapachula. "Le contó (a la madre de su compañero) que él se ponía a llorar frente a Ezequiel, hablándole, diciendo que no estaba muerto, que sólo estaba dormido. Le tocó echarlo al agua finalmente", relató el abogado que acompaña al pescador, Benedicto Perea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine