A Javier Marías le lleva mucho trabajo hacer sus novelas, 731 días para la última, "Berta Isla", algo que le parece muy difícil y por eso le asombra la gran cantidad de ellas que se publican "con gran desparpajo", de tal forma que parece que, sólo con saber leer y escribir, cualquiera puede ser novelista.

El escritor considera que el grado de manipulación y los medios para hacerlo en la actualidad "no tienen parangón con los de otras épocas. ¿Qué hubiera sido del mundo si Goebbels hubiera tenido Youtube?"