Ángela T orres

El futbolista del Chelsea Cesc Fàbregas y su esposa, la modelo libanesa Daniella Semaan, han decidido que Ibiza es el mejor escenario para sellar su amor. La pareja, que ya celebró oficialmente su matrimonio el pasado 15 de mayo en Londres de forma muy discreta, quiso volver a festejar su enlace en la isla. El lugar elegido fue una villa de lujo en el conocido como islote de sa Ferradura, en s'Illa des Bosc del Port de Sant Miquel.

La fiesta de "posboda", que contó con alrededor de 130 invitados, entre los que se encontraron Leo Messi, Jordi Alba y Luis Suárez además de varios jugadores del Chelsea y otras personalidades relacionadas con el mundo del fútbol y la moda, dio comienzo hacia las 20.00 horas, cuando empezaron a aparecer en varias furgonetas los asistentes más puntuales.

Amigos y familiares de la pareja se pasearon por la alfombra roja dispuesta en la entrada del complejo en dirección a un mirador con vistas a la parte norte de Ibiza y en el que se inició la celebración con la puesta del sol como escenografía. Además, la villa también contaba con una piscina y una terraza con impresionantes vistas a Cala Benirràs.

Los novios aparecieron en último lugar desde el interior del recinto vestidos ambos de blanco y acompañados de sus tres hijos, Lia, Leonardo y Capri Fàbregas, que no querían despegarse de sus padres. Seeman, impresionante con un vestido del diseñador libanés Georges Hobeika, comentaba entre risas "Así es todo el día", mientras se fotografiaba con sus hijos. El jugador del Barça Leo Messi y su mujer, Antonella Roccuzo, muy amigos de la pareja, los acompañaron en la alfombra roja, al igual que Luis Suárez, que acudió con su cónyuge, Sofía Balbi, con la que espera su tercer hijo.

Algunos de los primeros invitados en llegar fueron el exfutbolista checo Tomá Rosický, que ignoró por completo a los medios, el futbolista del Eibar Alejandro Gálvez y el exportero alemán Jens Lehmann. Los siguieron varios de los jugadores del Chelsea, que aterrizaron juntos en la isla el mismo día de la boda acompañados por el novio y después de pasar varios días en Australia, donde el club inglés empezaba la pretemporada.

John Terry, excapitán del Chelsea, fue el siguiente en aparecer. El relevo de la alfombra roja fue para Carles Puyol, que evitó las preguntas de los periodistas, y su pareja, la modelo catalana Vanesa Lorenzo. Llegaron a continuación Pedro Rodríguez, Sergio Busquets y Jordi Alba, antiguos compañeros de Fàbregas en el Barça.