09 de agosto de 2018
09.08.2018

Paco Sáez, de Tadeo Jones a Letizia Ortiz

María Asunción Milá pidió por carta a Francisco que se condenara la pena de muerte y el Pontífice le prometió hacerlo

09.08.2018 | 01:38
Paco Sáez, de Tadeo Jones a Letizia Ortiz

El lápiz de Paco Sáez está detrás de algunos de los personajes de animación más populares del cine español. Suyos son los "storyboard" de películas como "Tadeo Jones 2", "Atrapa la bandera" o "Planet 51". Sin embargo, uno de sus encargos más sorprendentes se salió de la gran pantalla y entró, nada menos, que en la Casa Real para convertir en dibujos a sus regios inquilinos en una sección de su página web dedicada a los más pequeños. Ese área infantil creada en 2013 ya no está disponible -la abdicación de Juan Carlos I la hizo obsoleta- pero en su día llegó a causar bloqueos, y hoy resulta curioso y divertido contemplar el paso del tiempo en los Reyes Juan Carlos y Sofía, en los entonces Príncipes de Asturias Felipe y Letizia, y en sus hijas Leonor y Sofía.

La iniciativa, dedicada a niños entre los 6 y los 14 años, pretendía hacer más cercana la Corona, con colores vivos, elementos grandes, recortables y figuras para colorear.

Nacido en San Miguel de Salinas, en la Vega Baja alicantina, Sáez fue seleccionado por una agencia de comunicación para realizar un retrato de Juan Carlos I. En tres días hizo hasta nueve diferentes y uno de ellos fue el ganador. Como relató después a los medios, "me daba muchísimo respeto dibujar para la Familia Real, el mismo que cuando hice el dibujo de Mickey Mouse para Disney. El Rey tenía que salir con el traje azul marino y con las medallas de los Ejércitos, por lo que me pasaron todas las medallas y los detalles de cómo eran para captarlas tal cual". De don Felipe hizo un boceto con y sin barba, "pero me dijeron que tenía que salir sin ella".

La asturiana Letizia Ortiz fue el "personaje" que más quebraderos de lápiz le costó realizar: "Tiene una cara muy estilizada y me costó dar con un término medio. Obviamente me basé en su cara, pero intentando endulzarla. Es muy difícil dar con unas facciones muy simples y que se parezcan, que tengan el alma" de la entonces Princesa de Asturias. "Las infantitas", por el contrario, "salieron muy rápido, pero el que me resultó más fácil fue don Felipe. Es muy reconocible su pose: el gesto, su sonrisa, la mirada es muy intensa... Las líneas salen enseguida". Hoy, su trabajo más "real" permanece como una insólita iniciativa que "animó" La Zarzuela.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Lo último Lo más leído