12 de enero de 2019
12.01.2019

Orozco, una voz única

El compositor puso en pie al teatro de la Laboral, cantó a capella y simuló con sketchs la historia de sus canciones

12.01.2019 | 00:18
Orozco, una voz única

"La vida aprieta, pero no ahoga y cuando menos lo esperaba, el atrevimiento y la necesidad construyeron en mi mente algo, en principio, inimaginable". Las palabras de Antonio Orozco, que dejó por escrito en dípticos distribuidos en el patio de butacas de la Laboral, servían como introducción del espectáculo que se iba a encontrar anoche el público asturiano que llenó el gran coliseo de Cabueñes. Abrió el concierto de esta segunda parte de su gira "Único" con "Mi héroe". Una voz en off pedía que sin fotografías, vídeos ni pantallas de móviles, pero todo lo que sucedió anoche en Gijón merecía ser grabado o, al menos, conservado en la retina de quienes lo disfrutaron. Querían, con esas restricciones, mantener el secreto de lo que estaba a punto de vivirse. Después de "Mi héroe", ovación larga y la gente en pie. Y llegó "Podría ser", ya con banda, que el compositor de origen barcelonés finalizó a capella. Más ovaciones mientras dos actores en el patio de butacas simulaban discusión de pareja. "Pido perdón", cantó Orozco. "Es un concierto muy especial",. reconoció. Con "Moriré en el intento" todo el teatro se puso en pie.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook