11 de febrero de 2019
11.02.2019
La Galería

La trama asturiana del "caso Villarejo"

La hija de García-Cereceda, amigo íntimo de Blas Herrero, ordenó espiar a su viuda, la actual pareja de Pérez Simón

11.02.2019 | 01:16

La endiablada trama del "caso Villarejo" extiende sus ramas hasta Asturias, a través de la familia García-Cereceda, vinculada a la región a través de lazos de amistad y sentimentales. Una de las hija de Luis García-Cereceda, el promotor de "La Finca", el complejo residencial de lujo de Pozuelo de Alarcón, en Madrid, fallecido en 2010, está implicada en un presunto complot de espionaje para hacerse con el control de la herencia familiar. El objeto principal de sus intrigas era su hermana y la viuda de su padre, Silvia Gómez-Cuétara, que desde hace más de seis años está unida sentimentalmente al multimillonario mexicano de origen asturiano Juan Antonio Pérez Simón.

Las conversaciones mantenidas entre José Manuel Villarejo y Susana García-Cereceda incluidas en la causa que investiga el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón fueron publicadas ayer por "El Mundo". En ellas Susana García-Villarejo parece encargar al comisario Villarejo espiar a Yolanda García-Cereceda, la otra hija del constructor.

Esa encomienda se extendía, según las transcripciones a la viuda del patriarca de la familia, Silvia Gómez-Cuétara Novoa, y al arquitecto Joaquín Torres.

Tras una primera conversación, Susana García-Cereceda volvió a reunirse con el comisario quince días después, el 24 de julio de 2013. En las conversaciones reproducidas por "El Mundo" ordena "seguir a la señora, seguir a Torres, a ver si encontramos algo".

Susana García-Cereceda, David Fernández y Francisco Peñalver están siendo investigados por delitos de cohecho, descubrimiento y revelación de secretos y falsedad en documento mercantil.

La Fiscalía Anticorrupción les acusa de contratar los servicios del comisario para elaborar informes personales de Yolanda, Silvia y Joaquín, en el marco del reparto de la herencia que dejó Luis García-Cereceda.

Silvia Gómez-Cuétara, apodada "La Divina" en los círculos de la alta sociedad madrileña por su belleza y sus exquisitas maneras, ha frecuentado Asturias junto a la que es su pareja desde hace años, Juan Antonio Pérez Simón, una de las mayores fortunas asturianas afincadas en Latinoamérica.

Ambos acudieron hace unos años a la V Convención de Indianos, que reúne a empresarios asturianos en América, celebrada en el parador nacional de Cangas de Onís, donde se dejaron fotografiar juntos por primera vez. Juntos habían visitado hacía unos meses el Museo de Bellas Artes de Asturias, pero en Cangas de Onís oficializaron su relación ante las cámaras.

Gómez Cuétara, descendiente de la familia fundadora de la empresa de galletas Cuétara, tiene un extenso currículum sentimental: es viuda del empresario Luis García Cereceda, exesposa del abogado Ramón Hermosilla y expareja de Carlos Slim, dueño del Real Oviedo y que durante mucho tiempo ha sido considerado el hombre más rico del mundo.

El empresario inmobiliario madrileño Luis García-Cereceda poseía una de las grandes fortunas españolas y estaba muy vinculado a Asturias, con periódicas estancias en la región, sobre todo veraniegas, y fundamentalmente en Luanco. Se estimaba su fortuna en más de mil millones de euros.

García-Cereceda falleció en Madrid a los 72 años a causa de un tumor cerebral que le había sido diagnosticado una década antes. El empresario radiofónico asturiano Blas Herrero, con el que había forjado una estrechísima relación de amistad, fue la persona que vinculó con Asturias a este empresario, impulsor de la lujosa urbanización "La Finca", un área residencial elitista en la que viven grandes empresarios, algunos exdirigentes políticos y futbolistas.

Silvia Gómez-Cuétara siempre ha sido discreta, más aún desde que se abrió la causa por la herencia de su marido en 2007. El verano pasado reapareció públicamente, en un acto con los Reyes, en medio de la polémica por la detención de Susana García Cereceda.

Juan Antonio Pérez Simón y Silvia Gómez-Cuétara llevan más de seis años juntos, aunque se conocen desde hace muchos más años, ya que él pertenecía al círculo de confianza del que era marido de Silvia, Luis García-Cereceda. Además Pérez Simón es socio de Carlos Slim.

La reaparición de Gómez-Cuétara tuvo lugar en junio de 2018, en una de las reuniones que periódicamente celebra la Fundación Princesa de Asturias, a la que asistió su actual pareja, que es miembro de su patronato.

Susana García-Cereceda y su hermana Yolanda se enzarzaron en un contencioso legal por la herencia del padre, en medio de la cual esta segunda perdió la custodia por sus tres hijos, incapacitada para cuidar de ellos por orden del juez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Lo último Lo más leído