Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crítica / Música

Un desperdicio de voz

Un recorrido por las sombras y las luces del primer concierto del "Tour Héroes" de David Bustamante

Un desperdicio de voz

Un desperdicio de voz

Desde que David Bustamante se asomó por la pantalla de televisión en la primera edición de "Operación triunfo", siempre me ha parecido que tenía una de las mejores voces del país y un futuro prometedor en la música pop. Y con diez discos en su trayectoria y tantos premios acumulados una puede pensar que ha tenido tiempo para pulir ciertas niñerías y ya puede permitirse evitar la comercialidad barata. Además, recientemente en algunos medios de comunicación Bustamante manifestaba: "Me he tomado mucho tiempo para hacer el disco que quería?". Pues siento decir que si este es el disco que quiere Bustamante confirma que es un hortera. Entre reguetones, bachatas y alguna balada que no pasará a la historia se ha elaborado un disco que no hay por donde cogerlo. Aun así, tenía ganas de verlo en directo, porque sabemos que del disco al directo hay un trecho y una buena voz es siempre una buena voz. Por la tanto, la ocasión era perfecta: el estreno de su décimo disco y el arranque de "Tour Héroes" en el teatro de la Laboral.

El comienzo de su actuación con el tema más funky del disco "Uno hecho de dos", seguido de su gran éxito "Cobarde" con toques de rock, apuntaba algo de nivel musical. Rápidamente apareció el primer reguetón de la noche, "Algo casual", que bien podría ser la cara B del machacón "Sin pijama", de Becky G y Natti Natasha. Hubo unos cuantos más que no merecen mención. Este estilo no le va nada bien a la voz, incluso se fue de tono en "Sexto sentido".

El momento más estelar de la noche fue en compañía de Pablo López al piano: los dos mano a mano ofrecieron un medley cargado de grandes baladas como "Hoy tengo ganas de ti" o "Contigo". Muy guapos los arreglos de piano y muy bien las voces. Bustamante se puso las pilas y a partir de ese momento la voz brillaba en todos los temas.

En cuanto a la banda, ser el primer escenario de un tour es positivo por la novedad, pero también tiene su lado negativo porque el conjunto de músicos aún no está rodado o bien empastado y hubo varios patinazos. Seguro que dentro de unas cuantas fechas ya suenan de muerte, desde luego buenos músicos son. De hecho, los arreglos que hicieron en el directo de "Me desesperas" lograron convertir una canción horrible en algo decente.

La actuación concluyó con dos temas de lo mejor de su repertorio "Dos hombres y un destino", y "Cerca de mi piel", donde pudo lucir una vez más todo su potencial vocal. Después del directo sigo opinando que Bustamante tiene una de las mejores voces del país y que bien podría ser el heredero de Nino Bravo, ese irrepetible cantante que en su corta carrera artística supo escoger grandes canciones, porque detrás estaban los mejores compositores: Juan Carlos Calderón, Augusto Algueró o José Luis Armenteros y Pablo Herrero, entre otros. Sin embargo, Bustamante desperdicia su voz cantando canciones insulsas que sólo agradan a un público adolescente y cuyos gustos son de obsolescencia programada.

Una lástima.

Compartir el artículo

stats