Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Prodigios" levanta a la audiencia

La nueva apuesta por la música clásica de TVE, con un "talent show" infantil, atrapa a casi millón y medio de espectadores en su estreno

Boris Izaguirre, con los finalistas del primer programa de "Prodigios": de izquierda a derecha, Manuel Sierra, Lucía Rodrigo, Pelayo Garrido, Jaime Infante, Elisabetta Fasoglio y Jesús Antonio Ramírez.

Boris Izaguirre, con los finalistas del primer programa de "Prodigios": de izquierda a derecha, Manuel Sierra, Lucía Rodrigo, Pelayo Garrido, Jaime Infante, Elisabetta Fasoglio y Jesús Antonio Ramírez. TVE

La última apuesta de la televisión pública por la música clásica y el talento infantil ha resultado un acierto absoluto. "Prodigios", el nuevo concurso de TVE 1, consiguió en su estreno, la noche del sábado pasado, una cuota de pantalla del 11,8 por ciento y fue visto por casi millón y medio de espectadores (1.453.000).

El formato, importado de la televisión francesa, donde ya va por la séptima temporada, es simple: nueve niños, de entre 10 y 16 años, tres en cada una de las categorías -canto, instrumento y danza-, acompañados por sus padres y familiares nerviosísimos; un jurado irrebatible, formado por la soprano Ainhoa Arteta, el bailarín Nacho Duato y el director de orquesta Andrés Salado, y un presentador arrebatador, Boris Izaguirre. El interés del concurso va aumentando prueba tras prueba y la grabación con público, en el teatro Miguel Delibes de Valladolid y con la Orquesta de Castilla y León, añade emoción.

Obviando la tensión a la que se somete a los chiquillos -alguno se quedó literalmente mudo-, el programa hace buen uso de los ingredientes habituales en este tipo de espectáculo televisivo, como la actuación en directo de Raphael -en próximas ediciones están anunciados Luz Casal, Pastora Soler y Blas Cantó- y las divertidas presentaciones de los chicos, con la asturiana Paula Prendes entrevistando a los niños y sus familias tras el escenario.

Los nueve primeros concursantes de "Prodigios" le pusieron talento, entusiasmo y a veces demostraron una madurez casi impropia de su edad. La interpretación del tema principal de la película "La Lista de Schlinder", de Jaime Infante, hizo llorar a los jueces, y los espectadores se volcaron con la versión culta de los populares concursos televisivos de habilidades.

Compartir el artículo

stats