Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crítica / Teatro

¿Es la violencia inherente al ser humano?

Una reflexión sobre el teatro documental de la compañía catalana "La Conquesta del Pol Sud"

Una escena de "Claudia", el pasado sábado, en el Jovellanos de Gijón.

Una escena de "Claudia", el pasado sábado, en el Jovellanos de Gijón. MARCOS LEÓN

Claudia Victoria Poblete Hlaczik y Mercedes Beatriz Landa puede que sean la misma persona, o no. El sábado llegaron al teatro Jovellanos con una pieza que hace seguir girando la rueda del "Ciclo Mujer" del mes de marzo, para dar voz a aquellos que ya no la tienen. Eso mismo hace "La Conquesta del Pol Sud", una compañía de teatro fundada en Barcelona en el año 2010 por Carles F. Giua y Eugenio Szwarcer, planteando cuestiones actuales como en este caso, los niños robados en Argentina durante la dictadura.

Esta pieza es uno de los tres documentales que escenifican la experiencia vital de tres mujeres. Tanto Claudia como Nadia y Raphaëlle, las protagonistas del resto de piezas de la trilogía, no son actrices. Son mujeres valientes a fuerza de enfrentarse con la vida y que se suben a un escenario, en un acto de generosidad, para compartir su historia.

Claudia es una mujer que vive en Buenos Aires trabajando como ingeniera de sistemas y que escondida tras una máquina de coser, comienza a despuntar los primeros hilos de su historia, aparentemente una vida "sencilla y común". Narra la historia de Mercedes, una niña adoctrinada por un ambiente militar y que con veintiún años descubre que era la hija de unos "padres" secuestrados en la Escuela Superior de Mecánica de la Armada (ESMA), donde más de 5.000 personas fueron encerradas, torturadas y asesinadas entre 1976 y 1983.

Un teatro documental que se dirige directamente al espectador, a través de una dramaturgia escénica al servicio de tres mujeres que forman un todo en nuestra protagonista: Mercedes, Claudia y Guada. Pasado, presente y futuro.

"Necesitamos despertar" dice Claudia. Necesitamos conocer lo que sucede a nuestro alrededor, abrir los ojos y ponernos de frente con la realidad, como un duelo, como una lucha de vida o muerte. Ignorar la historia hace que caigamos en errores del pasado, errores que se convierten en masacre.

Es por ello que "La Conquesta del Pol Sud" ha creado un espacio donde confieren diferentes lenguajes: texto, movimiento, música, proyecciones, escenografía...

Planteando un tipo de teatro en el que nos vemos obligados a salir de nuestra zona de confort, para acercarnos a lugares y a historias desgarradoras que escuchamos día a día en el telediario, pero que a menudo olvidamos. Carles y Eugenio son los encargados de ponernos cara a cara con la historia, con vidas singulares que forman un colectivo, enseñándonos que la experiencia de cada uno de nosotros engendra una revolución común.

Compartir el artículo

stats