05 de septiembre de 2019
05.09.2019

Kevin Spacey, un tuno en Sevilla

El actor de "House of cards", desterrado de Hollywood por acusaciones de agresión sexual, tocó la guitarra y cantó "La bamba" de madrugada

04.09.2019 | 23:44
Kevin Spacey, con los tunos.

El actor estadounidense Kevin Spacey, ganador del "Oscar" y desterrado de Hollywood por las acusaciones de abuso sexual, ha visitado Sevilla, donde, en compañía de unos amigos, se unió la madrugada del domingo pasado a la actuación de unos tunos que improvisaban y amenizaban una despedida de soltera en pleno centro de la ciudad. Después de dos años alejado de la vida pública, Spacey reapareció en agosto en el Museo Nacional Romano de Italia para recitar un poema dos semanas después de que se desestimasen los cargos de una presunta agresión sexual.

En la puerta de un bar de la Plaza Nueva, enfrente del Ayuntamiento de Sevilla, cinco miembros de la sevillana tuna de Derecho cantaban rumbas y tocaban ritmos latinos, además de las tradicionales canciones de la estudiantina, en unión de las participantes de una despedida de soltera.

Sería poco después de la una de la madrugada cuando para sorpresa de los tunos y las participantes en la despedida de soltera, el actor, que se encontraba en el interior del bar en compañía de unos amigos, se asomó a la puerta para interesarse por la fiesta. El tuno Francisco José Rodríguez, estudiante de quinto curso de Derecho y Economía y guitarrista, ha contado que el actor participó en la reunión en cuanto fue reconocido, y se prestó a posar para fotos, vídeos e incluso numerosas autofotos que se hizo no solo con los participantes en la fiesta improvisada sino con algunos viandantes que también lo reconocieron. El protagonista de "House of cards" posó con varios instrumentos de la tuna y fue en el momento que lo hizo con una de las guitarras cuando comenzaron a cantar "La bamba", por lo que se sumó a los cánticos haciendo como que tocaba la guitarra.

Según Rodríguez, el actor no sabe tocar la guitarra pero disfrutó "actuando" como si lo hiciera para integrarse en la reunión festiva. La participación del actor con las festejantes, los tunos y otros clientes del bar se alargó unos veinte minutos, tras lo cual Spacey y sus acompañantes abandonaron el lugar no sin antes despedirse en el mismo ambiente festivo.

Según contó el actor a los tunos, dedicó toda la jornada del sábado a pasear por Sevilla y durante la hora del almuerzo visitó varios bares típicos de la ciudad para comer tapas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook