08 de septiembre de 2019
08.09.2019

Mamás hay más que una, y están en la tele

Las gijonesas Carmen Osorio y Raquel López, influencers en las redes, muestran en Cosmo TV el día a día de su vida familiar

08.09.2019 | 00:16
Carmen Osorio, con Aurora en brazos, junto a Raquel López. Detrás, sus hijos: Rafa, Gabriel y Alfonso Moreno, y Noah Forcelledo.

Ni ser madre es fácil ni hay una fórmula magistral para sobrevivir con éxito a los pañales, biberones, colegios, extraescolares y demás parafernalia del mundo infantil. Por eso dos madres gijonesas, reconocidas influencers en redes sociales, han permitido que las cámaras de televisión las graben en su salsa, en casa, en diferentes momentos de su día a día, no tanto para servir de ejemplo, sino para que "las mamás que nos vean puedan identificarse en algún momento, o simplemente ver que todas tenemos los mismos problemas y que todas metemos la pata", resumen Carmen Osorio (@nosoyunadramama) y Raquel López (@yosoymamifit), las dos gijonesas y con miles de seguidores en sus redes.

A partir de hoy, además, serán las protagonistas, junto con otras dos mamás influencers ( Irene Alonso y Cristina Boscá) de la segunda temporada de "It moms: madre hay más que una", un docu-reality producido por Boomerang y que se estrena esta tarde en Cosmo TV. En el caso de Carmen Osorio, para relatar su faceta como "madre de familia numerosa que en algún momento intenta trabajar", y en el de Raquel López para narrar su experiencia como "madre de uno y emprendedora, con mi propio negocio que me ha permitido conciliar con la vida familiar y no dejar de hacer mis cosas".

Carmen Osorio relata además en el programa su experiencia de muerte perinatal, tras dar a luz muerta a la primera de sus hijas. Un episodio que se quiere transmitir con honestidad y naturalidad, porque es más común de lo que parece, por el que muchas madres han tenido que pasar. Al margen de eso, el rodaje "ha sido un caos, con los niños en casa saltando; me pilló además a la vuelta de un viaje solidario a Jordania y tuvimos que rodar todo en unos pocos días, así que hemos tenido la casa llena de gente y ha sido un poco estresante, aunque el resultado merece la pena", aclara la gijonesa. Sobre todo porque "los niños se lo han pasado genial", aunque los mejores momentos fueron los de "grabar con cámara subjetiva, cuando apagaba la luz y era yo misma", reconoce.

En el caso de Raquel López "fue un rodaje mucho más ligero, más extendido en el tiempo", indica, antes de lanzar un mensaje: "Todas las formas de maternidad son válidas". Y, como mamá especializada en el fitness, una recomendación: "Es obligatorio cuidarnos a nosotras mismas en primer lugar para luego cuidar a los demás".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook