19 de septiembre de 2019
19.09.2019

Pérez-Reverte publica "Sidi", su obra sobre El Cid: "España destruye la inteligencia"

Los monarcas, ovacionados a su llegada al coliseo madrileño en el arranque de una temporada que acogerá a Plácido Domingo en mayo

19.09.2019 | 01:09

El escritor y académico Arturo Pérez-Reverte considera que en España hay un odio a la inteligencia y sostiene que cuando surge una personalidad brillante, política, cultural o histórica, se la procura "destruir y machacar" porque se desconfía de ella.

Pérez-Reverte ha presentado su nueva novela, "Sidi", una "novela de frontera" sobre Rodrigo Díaz de Vivar en la que recrea la precuela del héroe, los meses en los que el futuro Cid Campeador empezó a forjar su leyenda. Es también "un manual sobre el liderazgo", ha explicado el escritor, que ha señalado cómo ha querido reflejar el modo en el que el infanzón Rodrigo Díaz pasó a convertirse en un líder y en leyenda. En un país como España es difícil encontrar héroes comunes a todos porque "cada pueblo tiene el suyo". "Cuando escribo una novela histórica tengo en cuenta con tristeza que en España carecemos de patriotismo cultural", mientras que en Italia "cualquier analfabeto está orgulloso de ser italiano, de haber sido romano. No hablo de patria sino de formar parte de un territorio cultural", ha indicado. En España, piensa, el liderazgo y la brillantez intelectual quedan ya sancionados desde el colegio "y la política es un filtro en el que los últimos rastros de brillantez quedan anulados por el sistema y solo pasa ese filtro el que ha tragado, el mediocre".

"La política es un filtro de mediocridad. Empieza en el colegio porque el sistema educativo está destinado a machacar la inteligencia", algo que aunque ocurre en muchos países europeos, en España se hace de forma "casi dictatorial", lo que hace que el inteligente se acompleje.

Tras superar varias crisis personales y adicciones, Brad Pitt vuelve a demostrar por qué es una de las mayores estrellas de Hollywood. Con lo último de Tarantino aún en cartelera, este fin de semana estrena "Ad Astra", una odisea espacial de James Gray que cuestiona los valores asociados a la masculinidad.

"Crecimos con esta idea de la masculinidad que consiste en ser fuerte, no mostrar debilidad, que no te falten al respeto... pero esa idea es una cárcel que te impide aprender de tus pasos en falso, de tus zonas más frágiles, es una barrera que te impide abrirte a los que amas", afirma el actor.

"Ad Astra" es un filme de ciencia ficción espacial, pero lo que cuenta es la historia de un hombre con un fuerte bloqueo emocional: "Esa era la idea, usar un artefacto de ciencia ficción para entregar una película muy íntima que es un viaje oscuro del alma de un personaje que, al encontrarse completamente solo, no le queda más remedio que enfrentarse a sí mismo, sin distracciones, reconciliarse con su propio duelo, su dolor, sus remordimientos y la vergüenza que siente de sí mismo".

Con la taquilla dominada por superhéroes, cine de género y familiar, parece cada vez más difícil hacer ese tipo de películas: "Las cosas han cambiado mucho, las películas son cada vez más caras, especialmente la promoción, de modo que los grandes estudios se ven forzados a volcarse en superproducciones-espectáculo, mientras que las historias más íntimas o verdaderas parecen condenadas a pequeños presupuestos. Con películas como 'Ad Astra' combinamos las dos cosas; es una apuesta cada vez más complicada, al menos para la pantalla grande, pero yo sigo empeñado en ello".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Lo último Lo más leído