03 de noviembre de 2019
03.11.2019
MÁS DOMINGO
La Galería

Doña Sofía reverdece a los 81 años

La Reina emérita celebra su cumpleaños reconciliada con Juan Carlos I y con una agenda repleta de compromisos y actos oficiales

02.11.2019 | 23:38
La Reina Sofía y su nieta Leonor, a la entrada del teatro Campoamor el pasado 18 de octubre.

La Reina Sofía celebró ayer sus 81 años, en una jornada sin actividad oficial de los miembros de la Familia Real. El año pasado, con motivo de su 80.º cumpleaños, organizó un almuerzo en el palacio de la Zarzuela, en el que reunió a su esposo, Juan Carlos I; a los Reyes Felipe VI y Letizia, a sus nietas la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía y sus dos hijas, Elena y Cristina. En los doce meses transcurridos entre ambas fechas muchas cosas han cambiado en la vida de la emérita, y para bien. 2019 le ha traído el inesperado regalo de una reconciliación con su marido, tras décadas de deslealtades y humillaciones públicas, y su actividad oficial se ha intensificado.

En estos últimos meses se la ha visto entrando y saliendo de la clínica madrileña donde Juan Carlos I fue intervenido del corazón y en las últimas semanas se han dejado ver juntos más a menudo que en los últimos años. Cuentan que Juan Carlos, al que la vejez y la enfermedad han vuelto más hogareño y familiar, le pidió perdón por las humillaciones públicas recibidas a lo largo de su matrimonio en la víspera de su 80.º cumpleaños. Su última aparición juntos tuvo lugar en Madrid, hace solo unos días, en un almuerzo con Simeón y Margarita de Bulgaria y la diseñadora Carolina Herrera en el restaurante Moncalvillo, en el barrio de Chueca.

La Reina Sofía ha acompañado al Rey Juan Carlos en las regatas de Sanxenxo; estuvieron juntos en la boda de Rafa Nadal; la Reina Sofía fue quien estuvo más pendiente de su recuperación, durante su ingreso tras la intervención cardiaca a la que tuvo que ser sometido y fue ella quien cada día informaba a la prensa de su evolución.

En este último año don Juan Carlos tomó la decisión de apartarse de la actividad oficial. Al contrario que su esposa, la Reina Sofía, que mantiene su presencia en actos muy diversos y tiene la agenda repleta. Hace unas semanas, el 18 de octubre, visitó Oviedo y se la vio emocionarse con el primer discurso de su nieta Leonor, durante la ceremonia de entrega de los premios "Princesa de Asturias" en el Campoamor. La Reina Sofía celebra su cumpleaños solo dos días después de que su nieta. La pasada semana, en el palacio de la Zarzuela, recibió a una representación del Patronato de la Fundación Atapuerca por su vigésimo aniversario y a una delegación del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana.

Sus nietos le dan grandes alegrías. El mes pasado se le empañaban los ojos viendo a la Princesa de Asturias sobre el escenario del Campoamor, a principios de año compartió con Juan Valentín Urdangarín, el hijo de la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarín, una velada de teatro, y con el Rey emérito viajó a Hannover para animar a Pablo Nicolás Urdangarín, que sigue los pasos de su padre en el deporte, en un partido clave de balonmano. Rodeada de su familia, relajada y más risueña que nunca, la Reina Sofía parece estar viviendo uno de sus mejores momentos vitales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Lo último Lo más leído