01 de diciembre de 2019
01.12.2019

Enlace asturiano en los Jerónimos

Andrés Fernández-Vega, continuador de la conocida saga de oftalmólogos, se casa con la odontóloga gallega Emma Quiroga

30.11.2019 | 23:54

Bajo un cielo gris, pero sin lluvia, el oftalmólogo Andrés Fernández-Vega Cueto-Felgueroso, segundo hijo del reconocido oftalmólogo Luis Fernández-Vega, presidente de la Fundación Princesa de Asturias, contrajo ayer matrimonio con la odontóloga gallega Emma Quiroga en la iglesia de los Jerónimos de Madrid.

Unos seiscientos invitados asistieron a las nupcias, entre los que, además de familiares y amigos, se encontraban empresarios como Fernando Masaveu, Blas Herrero o el presidente de Liberbank, Manuel Menéndez, expolíticos como Isidro Fernández Rozada, artistas como el pintor Hugo Fontela, el diseñador Marcos Luengo o el productor y empresario audiovisual Emilio Aragón, que acudió junto a su esposa, Aruca Fernández-Vega, prima del contrayente. También asistió Teresa Sanjurjo, directora de la Fundación Princesa. No acudieron a la ceremonia religiosa -oficiada por el cardenal Carlos Osoro, titular de la diócesis madrileña y antes arzobispo de Oviedo-, aunque sí horas más tarde al convite, otras personalidades como el expresidente Aznar, Esperanza Aguirre y las hermanas Koplowitz.

Dado que los Jerónimos está a apenas 50 metros del Museo del Prado, muchos curiosos se acercaron a la iglesia para "echar un vistazo" a todo lo que rodea un evento de estas características, desde el vestido de la novia a los de las invitadas, a la caza y captura del rostro de algún "famoso". Si todas las bodas suponen una planificación previa a la hora de elegir vestido, cuando esta se celebra el 30 de noviembre, los problemas se multiplican. La lluvia no aguó la ceremonia, pero un fuerte viento del Sur, caliente, puso en más de un apuro los tocados de algunas invitadas que tuvieron que hacer acopio de paciencia y equilibrio para evitar que estos salieran por los aires.

El novio, Andrés, llegó diez minutos antes de las doce, hora fijada para la ceremonia. Su madre, Victoria Cueto-Felgueroso, le esperaba al pie de la empinada escalinata que sube hasta la puerta del templo. Diez minutos más tarde, puntual, hizo acto de presencia la novia, Emma Quiroga, a la que aguardaban sus padres. Del brazo de su padre, Emma lucía un bonito vestido de manga larga y cuello alto con capa que su madre se encargó de poner en su sitio antes de iniciar su último paseo como soltera.

Durante la media hora larga que duró la ceremonia, un grupo de gaiteros gallegos se apostó a lo largo de la escalera principal del templo para armar un pasillo de honor que, visiblemente emocionados, recorrieron los novios, ya como marido y mujer, acompañados, eso sí, del "Asturias, patria querida". Un Mercedes les esperaba al final de camino y en él se desplazaron a la exclusiva Quinta del Jarama, unos 25 kilómetros al norte de Madrid, donde se celebró el convite.

Para los familiares e invitados, la organización dispuso de varios autobuses que los llevaron a este centro de eventos especializado desde hace ochenta años en ceremonias de esta índole, que recibió en 2010 el Premio Nacional de Hostelería.

Andrés Fernández-Vega Cueto-Felgueroso forma parte de la prestigiosa saga de oftalmólogos asturianos y sigue sus pasos. En próximas fechas concluirá su doctorado e iniciará su estancia "fellowship" en el Moorfield Hospital de Londres, como ya hicieron su padre y su hermano mayor, Luis. La gallega Emma Quiroga, odontóloga de profesión, es nieta de José Quiroga, presidente de la Xunta de Galicia en su fase preautonómica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Lo último Lo más leído