02 de diciembre de 2019
02.12.2019

China impone un registro de reconocimiento facial a los usuarios de móviles

El Estado estrecha la vigilancia a través de las redes y expertos critican la invasión de la privacidad

02.12.2019 | 00:59
Una joven hace un alto durante las protestas en Hong Kong para consultar su smartphone.

China estrecha el control a través de las redes de telefonía. Ayer mismo entró en vigor una ley que obliga a las empresas de telecomunicaciones de China a registrar los parámetros biométricos faciales del usuario de cualquier teléfono móvil nuevo, lo que facilita la vigilancia del Estado sobre la población y su uso de internet.

Pekín ha argumentado que esta nueva normativa, anunciada ya el pasado mes de septiembre, pretende "proteger los derechos e intereses legítimos de los ciudadanos en el ciberespacio", tal y como recoge el portal de noticias taiwanés "Taiwan News".

Esta legislación se suma a otra que obliga a conservar las fotografías tomadas cuando se cambie de teléfono móvil o se firme un nuevo contrato con las empresas de telecomunicaciones, lo que hace cada vez más difícil el uso de seudónimos en internet sin que las autoridades conozcan la verdadera identidad de los usuarios.

Formalmente, con esta regulación se pretende atajar fraudes y delitos informáticos, pero estas normas sobre reconocimiento facial han sido cuestionadas reiteradamente por atentar contra la privacidad de los usuarios.

Un experto en inteligencia artificial china de la Universidad de Oxford, Jeffery Ding, alerta en declaraciones a "Taiwan News" de que las autoridades chinas podrían utilizar estos escáneres faciales para seguir a la población y estar al corriente de todos sus comentarios y acciones.

Las instituciones chinas han empleado en varias ocasiones la tecnología de reconocimiento facial en situaciones como la que acabó con la detención de más de un millón de musulmanes uigures.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Lo último Lo más leído