Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ABRAHAM BOBA | Cantante de "León Benavente", que actúan el jueves y el viernes en Gijón

"No queremos hacer el mismo disco siempre, sería muy aburrido"

"Hace falta ser más claros y menos irónicos, pero siempre hay miedo a lo que piensen los demás y las consecuencias que traerá lo que dices"

"No queremos hacer el mismo disco siempre, sería muy aburrido"

"No queremos hacer el mismo disco siempre, sería muy aburrido"

Aunque nació tarde, lo hizo con fuerza. El grupo de rock indie "Leon Benavente", creado en 2013 por cuatro veteranos músicos que crecieron a la luz de Tachenko, Schwarz o el gijonés Nacho Vegas, de cuya banda formaron parte, no ha dejado de cosechar éxito de críticas y público desde

- Está confirmado el lleno para ambos conciertos.

-La verdad es que tenemos muchas ganas. Para nosotros siempre es una alegría ir a Gijón, que para nosotros es como un segundo hogar. Ya fue una sorpresa poder hacer dos días, pero que encima se haya llenado ambos? estamos encantados. El público asturiano siempre se porta muy bien con nosotros, tenemos grandes amigos y, quizá también por la conexión con Nacho Vegas, siempre tenemos la sensación de estar jugando en casa.

- ¿Realmente nos estamos volviendo locos?

-El título del disco viene a resumir la idea general que atraviesan las canciones. No es un disco conceptual, pero sí que hay que una línea argumental que tiene que ver con el signo de los tiempos. Es una frase que nos gustó porque tiene esa doble lectura, como invitación o como advertencia. Siempre nos gustó jugar el doble sentido de las frases.

- Son expertos en usar ese sarcasmo y esa ironía para retratar la sociedad.

-Sí. Es una forma de acercarse a los temas sobre los que hacemos canciones. No deja de ser una herramienta más, una forma más de tratarlo. La ironía y el sarcasmo tampoco son algo especialmente positivo a la hora de plantearse cosas, pero sí que sirven como herramientas de escritura para hacer una canción. Hoy en día lo que nos hace falta es ser más claros y menos irónicos, pero siempre hay miedo a lo que piensen los demás o a las consecuencias que te pueda traer lo que dices.

- Este nuevo disco baja un poco el pistón en cuanto a ritmos.

-No sé si es tanto así, porque en realidad hay canciones que siguen manteniendo esos ritmos. Pero sí que es un disco más variado en el formato de canciones: hay temas más distintos entre sí. Fue algo totalmente premeditado, porque no queremos hacer el mismo disco siempre, eso sería muy aburrido. Nos gusta sorprendernos con los distintos formatos de canciones que podemos hacer dentro del lenguaje de León Benavente. Estuvimos probando durante mucho tiempo y vimos que hay canciones que realmente son así, esa es su naturaleza y querer cambiarlas solo por querer tener un disco con más revoluciones no sería muy honesto.

- Eso les da pie también a llegar a nuevos públicos.

-Puede ser, pero nunca pensamos realmente en eso. Cuando haces un disco no puedes pensar en si va a gustar a todas las personas que siguen al grupo o si pueden gustar a otro tipo de pública. No son buenos puntos de partida para hacer trabajos creativos. Lo primero es estar uno mismo contento con el trabajo que ha hecho y nosotros, cuando acabamos este disco, estábamos plenamente convencidos de lo que habíamos hecho, después de haber dudado mucho en ese proceso previo.

- Con tanto tiempo invertido en la creación de un disco siempre surgen esas dudas.

-Claro. Hay un camino al que solo puedes llegar después de haber fracasado bastantes veces en el intento. Eso fue lo que nos pasó en este disco: hubo canciones que tuvieron muchas formas distintas y a las que dimos muchas vueltas una vez terminadas, para ver la forma en la que comunicasen mejor. Hay momentos en los que crees que todo es una mierda y estás haciendo un disco espantoso, pero en el fondo, cuando lo sacas, sabes que ahí hay algo.

- Están anunciados ya para varios festivales el próximo año. ¿Hay una sobresaturación?

-Es importante ir a conciertos, igual que ir al teatro o al cine. Cualquier actividad artística me parece una buena forma de utilizar el tiempo. Nosotros no vamos a demonizar los festivales, también se juegan muchos partidos de fútbol a la semana y nadie dice nada. Me parece bien que haya un buen circuito de festivales, aunque es verdad que España es un país pequeño para la cantidad de festivales que se hacen hoy en día. Pero ojalá puedan seguir todos adelante y que al público le siga interesando.

- ¿Cómo cuatro músicos veteranos se embarcan en crear un grupo como León Benavente?

-Fueron varias circunstancias que se dieron en el momento. Los cuatro estábamos trabajando con Nacho Vegas y, al acabar una gira con él, teníamos ganas de hacer un tipo de música que no habíamos hecho nunca ni por separado ni en los proyectos que coincidimos. Cuando comenzamos a tocar, vimos que había una conexión entre los cuatro, fruto de ser amigos desde hace tantos años, que era innegable y muy importante, y eso es lo que intentamos aprovechar. Son formas de actuar y de saber comunicarnos entre nosotros cuatro. Si no nos conociésemos desde hace tanto tiempo, sería mucho más difícil la comunicación y la toma de decisiones.

- ¿Y ahora qué pasa con Nacho Vegas?

-Nacho seguirá haciendo canciones increíbles, como ha hecho siempre, pero en una nueva etapa, tanto para él como para nosotros. Esas cosas, siempre que se pasen bien, no sean dramáticas, están bien. Son nuevos puntos de partida que al principio pueden dar un poco de vértigo pero al final siempre son beneficiosos.

- ¿Hacia dónde va su futuro?

-Acabamos de arrancar la gira, que queremos que sea extensa. Ha sido un proceso muy largo hasta este disco y ahora lo que queremos es disfrutar de todas estas canciones en directo todo lo que podamos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats