Kim Kardashian está convencida de que su hijo Psalm es la reencarnación de su padre, el abogado Robert Kardashian, que falleció en 2003. Kim Kardashian contó que antes del nacimiento de su pequeño fue a ver a una médium en Bali que le dijo que estaba esperando un bebé, cuando nadie aún sabía que había recurrido a la gestación subrogada.